Anastasio Cárdenas Ávila (a la izquierda), con Elio Pérez. Ciudad México, 1958.

París, 8 de diciembre de 2015.

Recordada Ofelia:

Hace sólo unos días recibí en Miami estas declaraciones del ex guerrillero del Segundo Frente del Escambray Roger Redondo, sobre acontecimientos importantes que ocurrieron en los años cincuenta en esas montañas.

“Los Pactos del Pedrero fueron dos. Uno de ellos fue firmado por los comandantes Ché Guevara y Rolando Cubelas. Era un acuerdo entre el Movimiento 26 de Julio y el Directorio Revolucionario. El otro pacto fue firmado también por el Ché Guevara en nombre del Movimiento 26 de Julio y, el comandante Eloy Gutiérrez Menoyo por el Segundo Frente del Escambray. Realmente, ambos acuerdos no reflejaban una alianza en todos los aspectos, pues sobre un tema tan importante como el de la Reforma Agraria no se pudieron poner de acuerdo. Guevara defendía el cambio en el sector agrario siguiendo el modelo estalinista, mientras que el Directorio, el Segundo Frente y la dirección del M-26-7 local, apoyaban la Reforma Agraria firmada por Fidel Castro y Humberto Sorí Marín en la Sierra Maestra.

Por lo tanto, estos pactos se limitaron al aspecto militar, en cuanto se llegó al acuerdo de avanzar desde el centro de la isla hacia la zona occidental. El Segundo Frente avanzaría por el sur de la isla, el Directorio Revolucionario avanzaría con las tropas de Guevara por el centro de Cuba, mientras que las tropas de Camilo Cienfuegos harían el recorrido por la costa norte. Las tres columnas irían hacía la capital. Se decidió postergar el último acuerdo hasta que Guevara llegara a un entendimiento con el M-26-7 local.

El día dos de diciembre de 1958, el Segundo Frente inició la ofensiva atacando al cuartel de Trinidad. Esa misma noche había llegado una tropa enemiga para dormir allí y la jefatura del Segundo Frente no lo sabía. El combate comenzó a las 6 y 30 de la tarde y los guerrilleros se retiraron a las 4 y 20 de la madrugada. El combate fue dirigido por el Comandante Gutiérrez Menoyo y fue un fracaso: cinco muertos, ocho heridos y la pérdida de gran cantidad de municiones, fue el saldo del ataque para las tropas rebeldes. Además, cayó el comandante Anastasio Cárdenas Ávila.

Finalmente, el 12 de diciembre de aquel mismo año, se reunieron Guevara y Menoyo para firmar el Pacto entre el Movimiento 26 de Julio y el Segundo Frente, pero no lograban un acuerdo por la razón que ya he explicado: la discrepancia por el tema de la Reforma Agraria. El P.S.P. (Partido Comunista), que se mantenía por detrás del escenario, obviamente apoyaba la Reforma Agraria estalinista que defendía Guevara. Los comunistas como ya he explicado, habían infiltrado todo el movimiento guerrillero cubano tanto en Oriente como en el centro de la isla.

Hay una anécdota interesante que se produjo durante la firma de este Pacto del Pedrero entre Menoyo y Guevara. Después de mucho discutir y no ponerse de acuerdo totalmente, pasaron a firmar ambos comandantes el Pacto ya depurado de los desacuerdos. Gutiérrez Menoyo firmó con su nombre y Guevara firmó el documento como Ché. Aquello indignó a Menoyo, el cual le dijo a Guevara: “¡Hay que hacer otro documento para que yo firme Gallego coño! ¡Usted me está tomando el pelo!” Guevara, sin perder la calma, le dijo que esa era su firma, pero no logró convencer al Jefe del Segundo Frente. Esa es la razón, por la cual en el Pacto aparece solamente Eloy Gutiérrez y falta el segundo apellido del comandante Menoyo.

Desconozco si antes Guevara ya había firmado otros documentos como Ché o si esa fue la primera vez que lo hizo. En cuanto a los pactos y el P.S.P., no sé si Wilfredo Velázquez, el compañero José o Armando Acosta, suscribieron algún documento con Guevara. En el periódico gubernamental Escambray han aparecido artículos sobre este tema, pero nunca han mostrado un documento.

Cuando hablo de Reforma Agraria estalinista me refiero a la colectivización forzosa llevada a cabo por Estalin en la Unión Soviética, después que el XV Congreso del Partido celebrado en enero de 1929, en el que se acordó barrer con la Nueva Política Económica puesta en práctica por Lenin, ante los alzamientos y revueltas campesinas causados por la penuria de alimentos que generaba la política comunista ortodoxa”. Roger Redondo

Como habrás podido constatar, en este último viaje a América he aprendido mucho sobre la lucha revolucionaria en los años cincuenta en nuestra Patria.

Un gran abrazo desde La Ciudad Luz,

Félix José Hernández.

Deja un comentario