Ahora no son la excepción de lo que muchas veces fueron en España: un lugar de encuentro de gente parásitos sociales, que por una aparente ideología, bien de la llamada derecha o de la llamada izquierda, unos huyen del legón y los otros se han visto guapos con la corbata y acompañando, vestidos de domingo, a los curas en procesión.

Desde la derechona española, se suele decir y vocear a los cuatros vientos que el partido socialista actual es muy necesario, que si no existiera, había que inventarlo. Y desde el partido socialista se guarda un silencio como reverencial hacia la derecha y se está dispuesto a la hora que sea a que la derecha se lo lleve a la cama y haga con él lo que le plazca.

Pero los dos partidos mayoritarios guardan silencio, y se apoyan en los estamentos y en otros como Podemos, cuya misión es evitar (como el clero) que la calle se agite.

Por la calle la gente manifiesta tener hartura de partidos y de políticos. Cuando hay manifestaciones como las actuales, como en la ciudades de provincias, en los barrios, nos conocemos de vista casi todos, las banderas que cuelgan en los balcones sabemos de qué propiedad suelen ser, del tallaje de la gente que las exime, y son pocos o ninguno, los que realmente se han enfrentado al trabajo por lo derecho, y viven o han vivido del puro cuento.

Entonces, si la gente y los hechos nos dicen que existe una hartura total hacia la política, ¿dónde y en qué se basan los medios para seguir martirizándonos con tanta política día y noche?.

Por la calle se escucha más, especialmente en los hombres, hablar de futbol que de política, en una España ya irreconocible de aquella de trabajo y pujanza de finales de los años setenta y los ochenta del siglo pasado cuando la gente estaba ocupada y afanada en tener un lugar laborable en la vida, muy diferente al milagro de las cañas de cerveza y las gafas de sol actuales, donde en cada bajo hay un bar, y en cada bar la esclavitud se viste de negro sin cadenas.

Pero por fin tenemos una lista de los VIVIDORES ESPAÑOLES, que son generalmente los que se agarran a la bandera, los que gritan vivan España, y forman ese voto cautivo que nos ha llevado a la miseria con apariencia.

 

RELACCION DE VIVIDORES Y CARA DURAS:

CargosNúmero
Diputados y senadores650
Parlamentarios autonómicos1.206
Alcaldes8.112
Concejales65.896
Diputados provinciales1.031
Cargos de confianza en diputaciones970
Responsables de cabildos y consejos insulares139
Consejeros Valle de Arán13
Mancomunidades2.800
Políticos contratados como cargos de confianza40.000
Políticos empleados en empresas públicas o con participación estatal131.250
Políticos en la Unión Europea1.100
Políticos en embajadas autonómicas940
Políticos en el Consejo de Estado60
Políticos retirados con pensiones1.600
Tribunal de Cuentas120
Consejos económicos y asesores4.800
Defensores del pueblo, menor, mujer, etc900
Observatorios y entes asesores2.600
Fundaciones públicas1.600
Sindicalistas liberados65.130
Representantes Patronales31.210
Cámaras de comercio6.000
Cargos políticos en la Tesorería General de la Seguridad Social800
Cargos políticos en el INEM nacional y regionales2.400
Cargos políticos en entidades educativas1.900
Instituto Cervantes80
Cargos políticos en embajadas nacionales240
Entidades de cooperación al desarrollo230
Cargos políticos en medios de comunicación públicos630
Entidades de gestión de fondos de formación140
Entidades de desarrollo rural860
Consejos reguladores480
Políticos ante organismos internacionales (ONU, OCDE, etc)160
Consorcios870
Comisiones nacionales (Valores, Telecomunicaciones, etc)440
Gestores de fondos públicos680
Casa Real132
Entidades financieras públicas460
Cargos de designación para gestores de clases pasivas40
Cargos de designación para entes gestores de vivienda pública390
Entidades de publicaciones públicas430
Entidades de difusión cultural en el exterior (estatal y autonómica)1.470
Agencias Públicas de Regulación910
Tribunales y entes de mediación630
Entidades de conservación del patrimonio860
Entidades de investigación e I+D182
Entidades relacionadas con el tabaco182
Entidades relacionadas con el juego164
Patrimonio del Estado y autonómicos640
Entidades de coordinación territorial y municipal450
Entidades de mutualidades públicas1.360
Cargos de designación directa en el sistema sanitario8.260
Cargos de designación directa en el sistema educativo9.390
Organismos de control interno4.270
Organismos de gestión catastral2.470
Direcciones generales de Policía y Guardia Civil130
Instituciones Penitenciarias61
Protección civil y servicios de emergencias700
Seguimientos de medios de comunicación y gabinetes de prensa7.200
Servicios estadísticos y de padrón municipales730
Entidades de transporte público estatal, autonómico y local7.800
Entidades de conservación de infraestructuras1.360
Correos y telégrafos870
Consejos deportivos120
Entidades bibliotecarias y museísticas2.080
Entidades vinculadas al teatro, cine y expresiones artísticas y culturales1.415
Entidades de conservación360
Entidades de reindustrialización y reconversión82
Entidades vinculadas a la gestión de la energía540
Mercados centrales346
Desarrollo de medios rurales1.315
Gestión del agua y cuencas hidrográficas860
Protección medioambiental y actuaciones en la costa2.105
Agencias meteorológicas26
Agencias de cambio climático y reducción del gasto energético480
Centros de estudios sociológicos, históricos y constitucionales795
Organismos de igualdad y prevención de la violencia doméstica2.330
Organismos de trasplantes y donación86
Plan nacional sobre drogas36
Entidades estatales y autonómicas de comercio exterior2.450
Entidades de astronomía y astrofísica34
Entidades de investigación oceanográfica y pesqueras260
Parques tecnológicos y empresariales370
TOTAL…………………………….445.568

 

Esa cifra da para llenar muchas procesiones, para mucho consumo de agua bendita, y sacar a las vírgenes a la calle para que venga la lluvia que moje el lomo de los que trabajan.

A esperar las votaciones para echarle el voto a los que nos indiquen los tertulianos.

Salud y Felicidad. Juan Eladio Palmis.

3 COMENTARIOS

  1. RECUERDOS

    De allá de mi infancia,
    fuera de mi casa,
    de la calle,
    me llega muchas veces
    la mañana y el frío,
    la carrera tras la pelota,
    el juego del pilla pilla;
    o de la escuela
    la tabla de multiplicar,
    en especial la del nueve,
    la menos musical
    la más difícil y sosa.

    Los Reyes Católicos
    y el fúnebre cortejo
    por la España negra,
    fría y hosca,
    de doña Juana La Loca.

    España,
    aquella España,
    que de fronteras adentro
    penaba descalza
    mientras de un gran imperio
    se hablaba de otrora.

    Porque al parecer
    de aquellos gañanes
    de otrora,
    un imperialista español
    ni tenía nunca frío,
    ni tenía boca
    con necesidad de comer
    que no fuera
    aquella doctrina
    imperial española.

    Por los veranos,
    aunque haría calor,
    y a lo mejor mucho,
    apenas me queda
    por el recuerdo
    otra cosa que correr sudando
    tras el gorrión volandero.
    Y siempre, siempre,
    le gana el sabañón del invierno
    al verano
    en el recuerdo,
    con la moquita
    sobre el labio superior aguardando
    el trozo de pan aceite
    de la merienda
    para mancharlo.

    Todo esta ahí,
    de ayer,
    que parece que se va a ir
    conmigo
    esta noche a mi cama,
    y que me espera mañana
    al levantarme.

    La niñez,
    la juventud,
    según el poeta,
    el tesoro:
    mi tesoro fue,
    cuando de piedra a piedra
    fue la portería,
    con la bolsa de tela
    para llevar los libros
    por cartera,
    el libro y la libreta,
    el lápiz,
    y con suerte,
    con mucha suerte,
    los lápices de colores Alpino,
    y una pluma
    con el palillero rojo
    de blanda madera de chopo,
    y al calor del maestro,
    de mi maestro
    a la escuela.

    Y fuera en la calle
    la nieve al caer
    creaba el silencio
    que lleva consigo
    siempre la nevada.
    Y aunque al crío,
    al zagal,
    la nieve al caer
    lo pone alegre,
    siempre al jornalero lo deja,
    lo encuentra,
    como con la petaca
    vacía,
    como sin tabaco,
    y el humo que sale
    por su boca
    no es de fumar en silencio
    sino un frío
    que por dentro
    lo aprieta.

    Mucho más entonces,
    cuando la nevada era
    el recuerdo fresco
    y frío
    del frente
    de la guerra recién perdida
    que nunca se acababa,
    en la imperial España
    de Isabel y Fernando,
    del generalísimo Franco,
    donde las manos agradecían,
    más que las doctrinas,
    el calor de los boniatos
    asados.

    En una nación
    que la iban a subir tanto
    que se les cayó de las manos,
    resbalando,
    por tenerlas de sangre llenas,
    de venganzas,
    de penurias y penas.

    Y todavía algunos,
    muchos,
    la siguen empujando
    cuesta abajo,
    con la paradoja,
    nada graciosa,
    de que en sus rostros
    están marcados
    aquellas hambres
    de cuando eran pobres,
    y de aquellos fríos.

    Y que tan pronto
    algo caliente
    comieron
    o especularon,
    creyendo en su ignorancia
    que le da el barniz
    de poderío y distinción
    añoran,
    desmemoriados,
    tiempos en los que estuvimos
    flacos de alimento,
    justicia,
    respeto
    y consideración,
    pero de destino en lo universal,
    que nadie sabe qué es,
    llenos.

Deja un comentario