Los Populares de Puerto Rico dispuesto a recurrir a la ONU

Por primera vez en su historia, el Partido Popular Democrático (PPD) reconocerá –de manera oficial– que el Estado Libre Asociado (ELA) es un status colonial y se comprometerá  con hallar una definición no territorial reconociendo que es imperativo buscar la autodeterminación del País

Asimismo, el PPD planteará  una consulta de status estadidad sí o no a aprobarse este mismo año, pero que se realizaría en enero de 2017. Esto, como estrategia política de cara a las elecciones generales,  busca allegar voces estadistas y de otras ideologías políticas para ampliar la ya mermada base del PPD y lidiar con la poca participación electoral que exhibe Puerto Rico, revelaron en exclusiva a El Nuevo Día fuentes  del PPD. De esta forma, también el PPD rompe con la estrategia del Partido Nuevo Progresista (PNP) de convertir las elecciones generales en unas plebiscitarias y lo acorrala usando la estadidad.

Es así que hoy, ante el cuerpo regente del PPD, su presidente David Bernier, llevará tres propuestas puntuales que pretenden hacer de esa colectividad una inclusiva al atender de manera urgente la crisis fiscal y, a largo plazo, el status. De no encontrar eco a sus propuestas en la junta de gobierno del PPD, Bernier está dispuesto a recurrir a la asamblea general, organismo de la Pava que puede ir por encima de la junta, dijo uno de los populares que pidió anonimato.

“Como parte de las propuestas, el presidente va a abrir el Partido Popular a todos los puertorriqueños.  Se le va a dar la acogida a los estadolibristas, independentistas, soberanistas. (EL PPD)  deja de ser un partido única y exclusivamente para el desarrollo del ELA, sino como instrumento para atender el desarrollo del status,  dándole prioridad al desarrollo económico, entendiendo como base que el status actual no representa las aspiraciones de la mayoría del pueblo de Puerto Rico”, sostuvo el popular.

“Después que se atienda la prioridad del País, que es la crisis fiscal, el presidente va a proponer que este mismo año (la Legislatura apruebe) un referéndum estadidad sí o no a celebrarse en el 2017. Si la respuesta es sí, hay que ir al Congreso a pedir que actúe. Si el resultado de ese referéndum es un triunfo del ’no’  o si el Congreso no actúa en los primeros  dos años, se convocaría una asamblea constitucional de status”, agregó la fuente.

siga en el Nuevo Día

Hispanista revivido.