Los posibles inversores a Cuba, pendientes del resultado de las elecciones en EE.UU.

Adolfo Utor, dijo alto lo que todos pensaban sin decirlo:  “No va a ser lo mismo si gana Clinton que si gana Trump”

adolfo-utor

Castro tendrá que esperar un poco para recogesr sus millones

El presidente de la naviera Balearia, Adolfo Utor, comenta en un foro de ejecutivos que sus planes se enfrían porque el gobierno cubano se hace de rogar, confiado en el interés que ha despertado la isla tras la reanudación de las relaciones entre Cuba y EEUU.

Adolfo Utor, presidente y socio mayoritario de Balearia sueña con convertir a su compañía en la primera naviera en ofrecer servicios de ferry entre Cuba y Estados Unidos.

La naviera, que ha encargado a LaNaval un macroferry de 183 millones ha planteado a varios astilleros la construcción de dos buques de tamaño medio de 80 millones cada uno. Mientras tanto sus planes en Cuba se mantienen a la expectativa de quien gane la presidencia de Estados Unidos.

Baleària, que cuenta con una flota de 23 buques, quiere blindarse ante la coyuntura internacional en que los bajos precios del petróleo está haciendo que los armadores cada vez dediquen menos buques al flete para otros operadores.

La empresa de Denia opera actualmente cinco barcos fletados, después de que hace unos meses comprase un ferry ya en operación a una firma francesa. Ahora se plantea encargar dos nuevos navíos propios para poder sustituir a parte de las naves fletadas, propiedad de otros armadores que alquilan a los operadores como la firma alicantina.

Además, el presidente de Baleària, Adolfo Utor, explicó en un almuerzo de la Asociación Española de Directivos (AED), que sigan a la espera de materializar sus planes en Cuba, ahora marcados por lo que ocurra en las elecciones en EEUU. “No va a ser lo mismo si gana Clinton que si gana Trump”, reconoció Utor.

Hispanista revivido.