Los puertorriqueños decidirán el destino de su isla

Sin embargo, la Opción Española, aunque represente un porcentaje ínfimo de sus pobladores,  también debería figurar en la boleta de la futura consulta.

 

Tal y como prometió en el proceso de campaña, la comisionada residente, Jenniffer González, presentó hoy ante la Cámara de Representantes de Estados Unidos un proyecto para admitir a Puerto Rico como el estado 51 de la nación norteamericana, un proceso que se completaría en 2025, luego de la realización del censo y el establecimiento de la cantidad de congresistas a los que tendrá derecho la isla de acuerdo a su población en 2020.

El proyecto incluye, además, la celebración de un referéndum de estatus en Puerto Rico en o antes de noviembre de este año para ratificar la determinación del país de convertirse en estado de EE. UU., tal y como lo solicitó en el plebiscito de estatus de 2012 con un 61% de los votos. Este referéndum solo contendría las opciones no territoriales y no coloniales que son la estadidad y la independencia en cualquiera de sus fórmulas (independencia plena o libre asociación), sostuvo la comisionada residente.

González, sin embargo, dejó entrever que el proyecto, presentado un día después de jurar como congresista, no cuenta con ningún coauspiciador, lo cual dificultaría su aprobación en la Cámara federal. Un proyecto similar presentado en el pasado por el excomisionado residente Pedro Pierluisi tenía alrededor de 100 coauspiciadores al momento de la radicación.

“Como sé que viene una segunda pregunta que será cuántos sponsors (auspiciadores) tiene este proyecto, tengo 22 horas de haber juramentado. Ningún comisionado residente ha radicado un proyecto con sponsors de esta magnitud a las 22 horas de haber juramentado. Por eso voy a estar radicando una serie de medidas adicionales en las que sí tendré el tiempo que tuvieron otros comisionados residentes, algunos de ellos un año después o dos años después, [para obtener auspicios]”, expresó la funcionaria federal en una rueda de prensa en uno de los salones del Congreso de Estados Unidos.

La celebración del referéndum en la isla deberá realizarse de la mano del gobernador Ricardo Rosselló, la Asamblea Legislativa y la Comisión Estatal de Elecciones (CEE) con los $2.5 millones aprobados para una consulta de estatus en la isla en la ley federal 113-76, explicó González. Las definiciones de estatus deberán ser sometidas ante el Departamento de Justicia federal para garantizar que sean no coloniales ni territoriales.

A partir de la decisión que tome Puerto Rico en el referéndum, que González aseguró será la anexión, se utilizaría el proyecto de admisión como base para la transición a la estadidad. De este modo, la congresista confirmó que hace falta una consulta adicional para iniciar el proceso de admisión.

Este proyecto de admisión, además de explicar la difícil situación económica actual de la isla y adjudicarla en parte a la situación colonial, busca “igualdad en los programas de salud, educación, carreteras y fondos federales en cada una de las áreas que se ha discriminado a Puerto Rico”. La medida coincide con la celebración de los 100 años desde que los puertorriqueños se convirtieron en ciudadanos americanos a través de la Ley Jones-Shafroth de 1917.

De igual forma, la comisionada residente recordó que el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, envió una comunicación en diciembre en la que se comprometía a cumplir con la decisión de los puertorriqueños en un referéndum. Agregó que su proyecto es cónsono con el programa de gobierno del Partido Republicano, que pide ratificar el resultado del plebiscito de 2012.

“Una vez tengamos la votación mayoritaria, quiero advertir algo, el Congreso de Estados Unidos le va a hacer esta pregunta al pueblo de Puerto Rico una sola vez, no dos, no tres. Una sola vez. Así que exhorto a nuestro pueblo a que piense y medite bien si quiere la estadidad o si quiere la independencia… Una sola vez nos han asignado los fondos, $2.5 millones. Tenemos una ley que nos permite ese plebiscito local. Ese es el barco, ese es el tren en el que nos tenemos que montar, luego de esto puede ser muy tarde”, declaró González, que pertenece al Partido Republicano y tiene voz, pero no voto en el Congreso.

La comisionada residente estuvo acompañada en su rueda de prensa por el exgobernador Luis Fortuño, el presidente de la Cámara local, Carlos “Johnny” Méndez, así como una delegación de Puerto Rico y la líder republicana en la isla, Zoraida Fonalledas.

El gobernador, sin embargo, no participó de la rueda de prensa pese a que había anticipado que presentaría el proyecto de admisión junto con González, aunque sí estuvo presente ayer en la juramentación. Rosselló se encuentra en una serie de reuniones en la capital federal, se informó.

Hispanista revivido.