Estamos en medio de negociaciones con otras bandas que quieren tocar para los cubanos

No se descarta que vuelvan a este país artistas como Billy Joel,que actuó en un teatro habanero en marzo de 1979 junto a otros estrellas como Rita Coolidge, Kris Kristofferson, Billy Swan, Mike Finnegan, Bonnie Bramlett, Stephen Stills, Weather Report, CBS Jazz All-Stars y Fania All-Stars, con Rubén Blades

El esperado concierto de los Rolling Stones en Cuba, el 25 de marzo próximo, convocará a más de 400.000 espectadores en La Habana y abrirá las puertas de la isla a más “grupos legendarios y famosos en su tiempo”.

  “Estamos en medio de negociaciones con otras bandas que quieren tocar para los cubanos. Aún no podemos revelar nada porque existen detalles que precisar. Pero son grupos famosos y legendarios que también quieren ofrecer conciertos en Cuba”, anunció en la prensa oficial Osmani López Castro, vicepresidente del estatal Instituto Cubano de la Música (ICM).

López Castro aclaró en sus declaraciones al diario oficial Granma que no se cobrarán las entradas al espectáculo ni a cubanos ni a extranjeros, una deferencia pública que permitirá la decisión de los Stones de ofrecer su actuación como una “cortesía”. También divulgó que los integrantes de la banda de rock aceptaron la fecha del día 25 próximo para actuar en La Habana pese a que “coincide con las celebraciones católicas del viernes santo y ellos pensaban pasarlo con sus familias, pero decidieron que vendrían a Cuba para realizar este gran concierto”. El funcionario cubano prometió además que si la cifra de asistentes es mayor que la prevista “tenemos creadas las condiciones para que puedan entrar todas las personas que vengan.
    La primera actuación histórica el próximo día 25 del legendario grupo de rock en Cuba será en el área abierta de la Ciudad Deportiva, una instalación en el barrio de El Cerro, en La Habana que abarca terrenos de fútbol, béisbol y otros deportes.
Los trabajos son intensos en el lugar, según pudo comprobar ANSA. Granma afirmó hoy que el escenario estará listo en cinco días y tendrá cerca de 80 metros de largo, 56 de ancho y 20 de altura.
Los organizadores esperan que los espectadores nacionales comenzarán a llegar desde otras localidades de Cuba durante la noche anterior a la actuación. También “miles” de extranjeros “ya han reservado pasajes”, dijo. López Castro afirmó que esta presentación se ha preparado por cinco meses, o sea desde que Mick Jagger visitó La Habana “de vacaciones”, en octubre de 2015. En esa ocasión el líder del legendario grupo británico no divulgó su objetivo.
El domingo hubo en La Habana una especie de “ensayo” de lo que será el concierto de los Rolling Stones en términos de espectadores cuando la banda de Estados Unidos Major Lazer actuó frente a la prácticamente recién reabierta embajada de ese país en Cuba, en una plaza construida en un momento de clímax del largo conflicto bilateral que el “deshielo” entre ambas naciones busca terminar. El muy moderno grupo de electro house que fusiona el reggae y el dancehall (moombahton), reunió por cuatro horas a cerca de medio millón de jóvenes.

Deja un comentario