El Gobierno ha aprobado este viernes 9 de marzo en el Consejo de Ministros ampliar un año el plazo para que los sefardíes, descendientes de los judíos expulsados de España en 1492, puedan solicitar y adquirir la nacionalidad española.

Así lo ha anunciado el portavoz del Gobierno y ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros de este viernes 9 de marzo de 2018.

El ministro ha precisado que esta prórroga que contemplaba la ley se ha aprobado a petición de las asociaciones de sefardíes. De esta forma, los interesados podrán presentar su solicitud de nacionalidad española hasta el mes de octubre de 2019.

La ley para la concesión de la nacionalidad a los judíos sefardíes pretende ser, según ha subrayado Méndez de Vigo, “un punto de encuentro entre los españoles de hoy y los descendientes de quienes fueron expulsados justamente a partir de 1492”.

Desde que entró en vigor la ley el 1 de octubre de 2015, un total de 6.230 sefardíes han obtenido el DNI español, de los cuales 1.708 lo han hecho a través del nuevo procedimiento establecido por la ley y el resto, por Real Decreto, según los últimos datos del Ministerio de Justicia.

En concreto, el Ministerio de Justicia ha recibido un total de 4.111 solicitudes de nacionalidad de sefardíes con acta notarial, a 31 de diciembre de 2017, de las cuales, en 2016 y 2017 han prosperado 1.708. A estos hay que sumar los 4.302 que la obtuvieron por el Real Decreto de 2 de octubre de 2015 y los 220 a los que se les otorgó por el Real Decreto de 5 de agosto de 2016, cuyos expedientes estaban en distintas fases de tramitación cuando entró en vigor la norma.

Por nacionalidad de origen, en 2016 la mayoría de solicitantes de la nacionalidad española eran de Israel (96), Venezuela (75) y Colombia (60). Mientras, en el año 2017, los tres primeros puestos los ocuparon solicitantes de nacionalidad venezolana (254), israelí (202) y mexicana (146).

Atendiendo a la franja de edad, en 2016 los solicitantes de entre 18 y 44 años procedían en su mayoría de Israel (40), de Venezuela (36) y de Brasil (22). En 2017, las nacionalidades predominantes fueron Venezuela (113), Israel (75) y México (71).

El texto establece que los interesados debían formalizar su solicitud en el plazo de tres años desde la entrada en vigor, es decir, hasta el 1 de octubre de 2018. Si bien, incluía la posibilidad de que por acuerdo de Consejo de Ministros se prorrogara este plazo un año, es decir, hasta 2019. Cuando la ley entró en vigor hace tres años se hablaba de hasta 500.000 sefardíes que podrían beneficiarse de esta ley.

Deja un comentario