El texto se completa con una propuesta para ampliar los colectivos que pueden solicitar la nacionalidad española

 

El PSOE tiene previsto registrar en las
próximas semanas en el Congreso, una proposición de ley de reforma de la
conocida como ‘Ley de Memoria Histórica’ de 2007 en la que plantean
declarar nulas las resoluciones judiciales y administrativas dictadas
por motivos políticos durante el franquismo, crear una Comisión de la
Verdad, ilegalizar entidades como la Fundación Francisco Franco y sacar
los restos de dictador del Valle de los Caídos.

El texto se completa con una propuesta para ampliar los colectivos
que pueden solicitar la nacionalidad española, de manera que puedan
hacerlo los descendientes de mujeres españolas (hasta 1978 las madres no
transmitían la nacionalidad), los descendientes de varones que tuvieron
que renunciar a su nacionalidad antes del nacimiento de sus hijos, y
los hijos mayores de edad de quienes han adquirido la nacionalidad
gracias a esta norma, que sólo lo contemplaba para los menores.

La proposición en la que la dirección del PSOE lleva trabajando varios
meses ha sido ya analizada en la Ejecutiva Federal y se ha consultado
también con el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero,
bajo cuyo mandato se aprobó la Ley de Memoria, que cumplirá diez años en
diciembre.

Según han avanzado a Europa Press fuentes de la dirección del
partido, para la elaboración de la propuesta de ley se ha pedido también
opinión a las asociaciones memorialistas, así como ha diversos
representantes del ámbito académico.

En la iniciativa, se plasman la mayoría de los puntos de la
proposición no de ley sobre estas cuestiones que, también a instancias
del PSOE, aprobó el Pleno del Congreso el pasado 11 de mayo. Aquel texto
salió adelante con el apoyo de toda la oposición, salvo de ERC que se
abstuvo, al igual que el PP.

Este resultado hace prever que el Congreso dé vía libre sin
problemas a la tramitación de la reforma legislativa cuando los
socialistas la incluyan en el orden del día para su toma en
consideración por el Pleno de la Cámara.

Con esta reforma se consuma el cambio de opinión del PSOE sobre la
nulidad de las sentencias políticas del franquismo. En la iniciativa
aprobada en mayo, antes del regreso de Pedro Sánchez a la dirección del
partido, se instaba al Gobierno a “estudiar” este asunto.

1 COMENTARIO

  1. Los españoles muertos en Cuba no son extraños allí, son parte de Cuba y de España porque Cuba es parte de España. Ellos murieron para que no ocurriera lo que en menos de 100 años ocurrió. Déjenlos donde están, pero hagan que su muerte no sea en vano y que regrese Cuba a donde nunca debió salir: que regrese a España.

Deja un comentario