Madrid: dos cubanas mueren en un incendio de origen criminal

En el lugar del incendio apareció degollada una de las víctimas, se llamaba Marisa y trabajaba en el despacho

 

  • El trágico suceso que ha causado consternación en un barrio del sur de la capital elegido por muchos inmigrantes para vivir, entre ellos latinoamericanos y chinos
  • Se trata de un asesinato múltiple en un despacho de abogados de Madrid
  • Los sanitarios se han encontrado con una mujer degollada y con un hombre con un hachazo en la cabeza. La otra víctima presentaba un fuerte golpe en la cabeza

 

Las tres personas halladas muertas tras el incendio registrado esta tarde en un despacho de abogados en el distrito madrileño de Usera presentan signos de muerte violenta, han informado a Efe fuentes policiales. El despacho pertenece a un abogado de origen peruano que ejerció de fiscal en su país. El letrado peruano no se encontraba en las oficinas en el momento del suceso, según las mismas fuentes, que han indicado que este abogado llevó en su país causas de secuestros y de tráfico de drogas.

Las mismas fuentes han indicado que los fallecidos son una mujer que ha aparecido degollada, otra mujer presentaba un fuerte golpe en la cabeza y un hombre que había recibido un hachazo. Los hechos han ocurrido sobre las 18.40 en el número 40 de la calle de Marcelo Usera, en un despacho de abogados, donde al acudir los servicios de emergencias han encontrado una papelera ardiendo y gran cantidad de humo en las dependencias.

 despacho
En uno de los despachos se encontraba un hombre de unos 42 años en parada cardiorrespiratoria, pero los sanitarios del Samur-Protección Civil le han practicado maniobras de reanimación durante media hora, pero al final solo han podido confirmar el fallecimiento. 

En otro de los despachos había dos mujeres de entre 30 y 35 años, una de ellas ya fallecida, y la otra en parada cardiorrespiratoria que tampoco ha podido ser reanimada. Fuentes de la investigación han precisado que las dos mujeres -dos cubanas, una se llama Marisa- eran empleadas del despacho y que el otro hombre muerto, un ecuatoriano de 42 años, era posiblemente un cliente.

Marisa era conocida en el barrio porque repartía propaganda del despacho. La otra mujer podría tener 31 años según las fuentes consultadas. Sobre las 21:30 horas del miércoles el juez de guardia ha levantado los cadáveres de los tres fallecidos para trasladarlos al Instituto Anatómico Forense para practicarles la autopsia.

Las mismas fuentes no descartan ninguna hipótesis, entre ellas un ajuste de cuentas y apuntan a que lo más probable es que primero les mataran y después provocasen un incendio para borrar las huellas.

Un trágico suceso que ha causado consternación en un barrio del sur de la capital elegido por muchos inmigrantes para vivir, entre ellos latinoamericanos y chinos. De hecho, el despacho escenario del triple crimen se dedicaba a cuestiones de extranjería al igual que otro ubicado dos números más allá de la misma calle, en la que se han congregado unos 200 vecinos, en su mayoría latinos y chinos, que no podían creer lo que había sucedido.

Una vecina, de nombre Nuria, ha relatado a Efe que en las conversaciones con los vecinos pudo enterarse de que a las cinco de la tarde alguien habló por teléfono con una de las fallecidas y que media hora más tarde ya no respondieron. Algunos de las congregados han coincidido en afirmar que una de las víctimas era una mujer muy simpática y querida en la zona.

Hispanista revivido.