Noticias sobre la propuesta de Ley de nacionalidad española en el Congreso de los Diputados

El gobierno, como sucede con frecuencia con otros tópicos candentes, parece querer darle largas al asunto, dejando que se agoten los plazos reglamentarios, antes de pronunciarse.

Nacionalidad. Todos los lectores del Diario de la Marina que siguen la noticia, saben que el grupo parlamentario confederal formado por Podemos y otras minorías legislativas (En Comú Podem-En Marea), presentaron el 21 de diciembre una propuesta de Ley de nacionalidad que interesa en particular a la comunidad española en el exterior.

Dicha propuesta que fue admitida a trámite el 27 de diciembre, se encuentra esperando la contestación del gobierno, que tiene de plazo hasta mañana día 7 de marzo para pronunciarse a favor (o en contra) de su trámite. Si bien la agenda del Congreso esta semana incluye sesiones plenarias, y una obligada sesión de rendición de cuentas por parte del ejecutivo liderado por Mariano Rajoy, en ninguna de ellas se contempla la respuesta a esta iniciativa, que presentó el líder de Izquierda Unida, Alberto Garzón, aupado por su colega Ricardo Sixto de Unidos Podemos.

La sesión plenaria del martes a las 15 horas de Madrid, donde se tomarán en consideración las Proposiciones de Ley de iniciativa popular y otras proposiciones no de Ley, no prevé la respuesta del gobierno a la propuesta que mantiene en vilo a los españoles de Cuba desde hace varios años. El miércoles desde las nueve de la mañana, continuarán las preguntas e interpelaciones urgentes al gobierno, pero tampoco está incluida la respuesta que todos los hijos mayores y otros excluidos de la injusta Ley de nietos estamos esperando. La sesión del jueves, si se exceptúan cambios de última hora, tampoco verá resueltas nuestras dudas.

Por esa razón, esta página digital, ha remitido un correo electrónico esta mañana al portal de atención a la población del Congreso de los diputados, para pedir más precisiones al respecto. No hemos tardado en recibir una respuesta, que agradecemos sinceramente, pues cuando la administración y los servidores del Estado, se toman en serio su labor, hay que reconocerlo y destacarlo; de la misma manera en que se les critica cuando no cumplen con su deber.

Y las noticias no son buenas para los hijos y nietos de españoles disgregados por el mundo.

En efecto, el gobierno, como sucede con frecuencia con otros tópicos candentes, parece querer darle largas al asunto, dejando que se agoten los plazos reglamentarios, antes de pronunciarse; o sea que la ley sigue ahí, cocinándose a fuego lento por lo menos un mes más. Es lo que interpreta del artículo 126.3 del Reglamento del Congreso, que dice: “Transcurridos treinta días sin que el Gobierno hubiera negado expresamente su conformidad a la tramitación, la proposición de ley quedará en condiciones de ser incluida en el orden del día del Pleno para su toma en consideración”, por lo cual, concluye el correo electrónico que hemos recibido del Congreso: “Hasta que no concluya ese plazo, la proposición de ley no se incluirá en el orden del día del Pleno, por lo que no se tramitará esta semana”.

Dicho en buen castellano, habrá que seguir esperando hasta el 7 de abril (un mes) para saber el destino que reserva la actual administración a este crucial reclamo de los habitantes de la tercera provincia de España. Este Diario ha contactado repetidamente a los señores diputados firmantes de la proposición de ley para que nos indiquen lo que cuentan hacer en caso de negativa del gobierno; pero contrariamente a la Oficina de atención al ciudadano del Congreso, todavía estamos esperando la respuesta.

Hispanista revivido.