Margallo y Pastor furiosos con Raúl Castro

Cuando Margallo soñaba despierto con el mercado de los aeropuertos en Cuba

Los Castro son muy muy españoles, decía a su regreso de Cuba… como si la españolidad fuera un blasón que justificase los excesos de dictadura.

“Estamos en trámites para conseguir 4 aeropuertos”, alardeaba.

Los “trámites” incluyeron una condonación de la deuda, genuflexiones y meas culpas ante el Horrendo en Jefe varias veces el año pasado.

Todo para que a fin de cuentas, el tan tan español Castro menor, dejara el “fabuloso mercado” entre las manos de Francia, un señalado enemigo de España y de la Hispanidad.

Su peor pesadilla se hizo realidad. Los “demás” adelantaron a España por la derecha, por la izquierda … por delante y por detrás…

Hispanista revivido.