María Antonia Rabanillo, Agrupación de Sociedades Castellanas y Leonesas (Ascyl), también de gira por España

Carmelo González presidente del CRE a principios de mes y ahora María Antonia Rabanillo, presidenta de Agrupación de Sociedades Castellanas y Leonesas (Ascyl), una organización diseñada para limitar la inciativa de la comunidad española de Cuba, de viaje en España para recoger la Medalla de las Cortes a los emigrantes en América.

Declaraciones de José Antonio de Santiago-Juárez, María Antonia Rabanillo y Pedro Bello, otros galardonados.

El vicepresidente de la Junta y consejero de la Presidencia, José Antonio de Santiago-Juárez, calificó como “un acierto” la concesión de la Medalla de Oro de las Cortes de Castilla y León a los emigrantes en América en respuesta a una pregunta de España Exterior. “Es bueno que una institución como las Cortes reconozca con su máximo galardón, con la Medalla de Oro, a nuestros emigrantes. Todo [reconocimiento] es poco y lo notas cuando hablas con ellos. Algunos nacieron allí o llevan 50 años allí pero se sienten tan de Burgos o más que el presidente Herrera, tan de Castilla y León o más que todos nosotros. Se lo merecen todo, de verdad, se lo digo sinceramente. Nos parece un acierto”, aseguró el número dos del Gobierno autonómico.

Los galardonados, por su parte, se mostraron muy contentos, en declaraciones exclusivas a este medio. María Antonia Rabanillo, presidenta de la Agrupación de Sociedades Castellanas y Leonesas (Ascyl) de Cuba, explicó que “este reconocimiento es un gran honor. Estamos seguros que la colectividad nuestra, por lo menos la de Cuba, se va a sentir muy orgullosa de que hayan reconocido el esfuerzo de más de 100 años de estas sociedades en Cuba”.

Y continuó señalando que “es un reconomiciento al esfuerzo de tantos emigrantes”. “Nosotros -añadió- representamos a toda esa gente que tuvo que irse y llegó a Cuba, en nuestro caso, que creó familias, que sufrió muchas vicisitudes, la mayoría no fueron triunfadores realmente, pero crearon unas familias maravillosas que hoy son la base de Cuba”.

Mientras que Pedro Bello, presidente de la Federación de Sociedades Castellano Leonesas de la República Argentina, afirmó que la Medalla “supone para la emigración castellana y leonesa un gran halago, tomado con gran modestia como somos los castellanos y leoneses. Y en nombre de todos los castellanos y leoneses y de las 16 instituciones que a mí me toca presidir le estamos sumamente agradecidos a la señora presidenta [de las Cortes, Silvia Clemente] por este gesto que nos da a la Federación, que esto abarca a todos los castellanos y leoneses de la República Argentina a lo ancho y a lo largo de ese país hermano que tanto queremos, y abarca también a los castellanos y leoneses de toda América”.

Pedro Bello explicó que la emigración fue muy dura para todos, sobre todo por el desarraigo, cuando salieron de sus respectivos pueblos; la mayoría con muy poca formación y llegaron cada uno a su destino. “En el caso de Argentina -añadió-, yo soy un eterno agradecido a ese país porque nos dio trabajo, nos dio la familia, nos dio oportunidades para poder formar a nuestros hijos en la escuela pública y en la universidad pública y eso tiene un mérito extraordinario”.

Asimismo, señaló que “hubo emigrantes que les fue muy bien, otros medianamente bien y a otros les fue muy mal. A veces por errores personales y a veces por los avatares de estos países, aunque tenían una posición muy buena, de la noche a la mañana, se quedaron sin nada”.

Bello quiso extender el galardón a los castellanos y leoneses en todo el mundo, no solamente a los emigrantes de América. “Lo recibe nuestra Federación, los mexicanos y la Federación de Castilla y León en Cuba pero lo compartimos. Va para los que estamos y para nuestros antecesores. Y a los jóvenes les quiero dedicar esta Medalla para que recuerden siempre a estos países, vínculos de la cultura, y a esta bisagara desde España, Castilla y León, a toda América Latina”.

Además, se mostró agradecido “a todos los que han participado en este gesto. Llevamos muchos años allí, yo llevo ya 59 años en Argentina, pero recordamos en todo momento a nuestra España. Y tenemos medio corazón aquí y medio corazon allí”.

Finalmente, el presidente de la Federación de Sociedades Castellano Leonesas de la República Argentina dio las gracias también “al Gobierno de la Junta de Castilla y León por las ayudas a las casas regionales y el contacto permanente. Por todo lo hecho y lo que se va haciendo, las becas de postgrado para los jóvenes o los programas Raíces y Añoranza, que las diputaciones en todo esto están funcionando”, destacando que son muy útiles “sobre todo a aquellos mayores que no les fue bien para que puedan regresar a ver a sus familiares, a sus pueblos o para aquellos jóvenes que no los conocían y nunca habían estado”.

Hispanista revivido.