María de Lourdes Santiago y la nueva izquierda morada

María de Lourdes Santiago a su salida del foro de la ASPPRO, clama por la desobediencia civil y la descolonización

 

Desde la resistencia y la desobediencia, hasta jugar un rol integrador dentro de la nueva estructura federal,  están enmarcadas las opiniones de los seis candidatos a la gobernación en torno a cómo la Administración ejercerá su labor bajo la supervisión de una Junta de Control Fiscal.

En la discusión, que se llevó a cabo en el marco de la celebración de un foro coordinado por la Asociación de Periodistas (ASPPRO), se percibió la gran diferencia de criterio por partido e ideología en el contexto de la coyuntura histórica en la cual los gobernantes estarán sometidos al criterio fiscal de la junta y los extremos al abordar el tema.

Por un lado, el candidato por el Partido Puertorriqueño Trabajador, Rafael Bernabe, propuso poner primero las necesidades del país, en lugar de la opinión del ente federal creado en virtud de la ley PROMESA, aprobada en el Congreso de Estados Unidos.

“Lo que el país necesita no ha cambiado por el hecho de que se haya creado PROMESA o la Junta de Control Fiscal, hay que seguir trabajando por lo que el país necesita con la junta…en la medida de que PROMESA no corresponde a lo que el país necesita tenemos que trabajar lo que el país necesita en contra de junta, resistiendo lo que pretende imponer”, dijo el profesor universitario.

Para Bernabe, la forma de combatir la junta es decirles: ” el país me eligió para implantar un programa, soy fiel al país, a ustedes no los eligió nadie” y llegar a la desobediencia si lo que se plantea que es lo mejor para el país es ignorado por los siete integrantes que componen la junta.

“Si la Junta de Control Fiscal me pide despedir 20 mil empleados públicos, no lo voy a despedir, el pueblo me eligió para que no  los despida”, puntualizó Bernabe.  “Igual que sacamos a la Marina de Vieques”, respondió Bernabe a preguntas de sus objetivos con la desobediencia.

Por su lado, David Bernier, indicó que hay que hacerle frente a la realidad de la creación de junta fiscal, por lo que estará presentando un plan de 5 años que atienda la reestructuración de la deuda de una forma “responsable, justa y sensible”.

“Hay tres elementos que se tiene priorizar: la estabilidad política, la recuperación económica y de igual forma estrategias de desarrollo económico junto al ‘task force’ que se crea en Promesa”, defendió el ex secretario de Estado.

La propuesta que dejó sobre la mesa hoy Bernier fue inyectar los ahorros de la reestructuración de la deuda a la inversión de desarrollo económico.

“La prioridad es dar la estabilidad política en coordinación con la Junta de Control Fiscal y PROMESA, representar dignamente a Puerto Rico, presentarles el plan”, sostuvo, al tiempo en que recalcó en que el gobernador podrá participar con voz en las deliberaciones de la junta.

A su vez, descartó la desobediencia civil, y abogó por el trabajo coordinado entre el gobierno local y la junta.

Mientras, la candidata independiente Alexandra Lúgaro se concentró en hablar sobre cómo hará, de llegar a la gobernación, para que la junta se “se vaya lo antes posible”. Enfocó sus ideas en el tema de la economía, educación y fondos federales.

Al mismo tiempo defendió algunas herramientas que entiende estarán disponibles con la junta.  “La junta nos da unas garras importantes. Ha quitado la ficha de negociación de contratos y plazas en cambio de campañas, así que podemos usar la junta a nuestro favor”, explicó.

 

 

Hispanista revivido.