La diplomática, concluyo éxitosamente las oposiciones para integrar el cuerpo diplomático en el año 2000

Su nombramiento se enmarca dentro de la actual ofensiva diplomática de España en Cuba.

Tras la segunda visita García-Margallo a Cuba dese que está en el cargo, aunque la agenda oficial se desarrollará el lunes, 16 de mayo, cuando tiene previstos encuentros con el canciller cubano, Bruno Rodríguez, además de Ricardo Cabrisas, uno de los vicepresidentes del Consejo de Ministros, y Rodrigo Malmierca, titular de Comercio Exterior e Inversión Extranjera.

El funcionario español no confirmó si mantendrá un encuentro con Raúl Castro, quien no lo recibió en su anterior visita, en noviembre de 2014.

“El ministro de Exteriores se reúne siempre con su homólogo y mi homólogo es el canciller cubano. Por tanto, es algo que no tengo ni la menor idea si se va a producir o no”, indicó al ser preguntado por la posibilidad de una reunión con el general en esta visita.

El viaje de García-Margallo coincide con la presencia en La Habana del buque escuela de la Armada española Juan Sebastián Elcano, a bordo del cual el ministro participará este domingo en una jura de bandera.

El lunes, García-Margallo coincidirá en La Habana con una de sus compañeras de gabinete, la titular de Fomento, Ana Pastor, quien llegará a La Habana el domingo por la noche y al día siguiente desarrollará una agenda paralela a la del ministro, antes de regresar juntos a España.

Dos días después de la visita de los ministros de Exteriores y Fomento, el 19 y 20 de mayo, se celebrará en La Habana el Comité Bilateral Empresarial España-Cuba, con la participación del secretario de Estado de Comercio de España, Jaime García-Legaz, en su tercer viaje a Cuba en los últimos 13 meses.

Esta actividad diplomática de España en Cuba se produce pocos días después de la firma, el pasado 4 de mayo, en Madrid, del acuerdo para reestructurar la deuda a medio y largo plazo de La Habana, monto que en octubre del año pasado ascendía a 2.444 millones de euros (2.787 millones de dólares) y que estaba íntegramente impagado.

Este viernes, el Gobierno español aprobó reestructurar la deuda a largo plazo de La Habana, que se deriva de los antiguos créditos concedidos por el Fondo de Ayuda al Desarrollado (FAD), con el fin de impulsar las relaciones comerciales entre los dos países y fomentar la presencia de empresas españolas en la Isla.

El acuerdo entre el Instituto de Crédito Oficial (ICO) español y el Gobierno cubano sobre la deuda a largo plazo, aprobado en la reunión semanal del Gobierno español, sigue las recomendaciones del Club de París y supone reestructurar el pago del principal e intereses contractuales, y condonar los intereses de demora.

Cuba es el segundo deudor de España por volumen de deuda.

El Ejecutivo español recordó que el Ministerio de Economía y Competitividad ya llegó, en noviembre de 2015, a un acuerdo con las autoridades cubanas que permitió la renegociación de la deuda a corto plazo, que ascendía a 201,5 millones de euros (229 millones de dólares).

En cuanto a la deuda a largo plazo, se negocia en el Club de París.

El 12 de diciembre de 2015, La Habana firmó con sus acreedores soberanos unas recomendaciones sobre las nuevas condiciones para la reestructuración y condonación de la deuda a largo plazo, que Madrid puso en marcha con el fin de fortalecer sus relaciones con el Gobierno de Raúl Castro.

Deja un comentario