¿Más socialismo? No, gracias

Un blog de jóvenes universitarios “contestatarios” que opinan sobre la realidad cubana reclaman más socialismo en una carta dirigida a Raúl Castro

Varios miembros de La Joven Cuba depositamos esta carta en la Oficina de Correspondencia del Consejo de Estado. Nuestra intención es contribuir al debate aportando a la construcción socialista. Deseamos que esto ayude a materializar las utopías que refleja el documento.

Cro. Raúl Castro Ruz

Primer Secretario, Partido Comunista de Cuba

Asunto: Sobre la conceptualización del modelo

Luego de leer con atención el documento lo consideramos un paso necesario e impostergable en la construcción de un verdadero socialismo cubano. Idea con la cual nos sentimos plenamente identificados. Su carácter revolucionario tiene una dimensión histórica. Una conceptualización que ha nacido entre la urgencia y la posibilidad de los tiempos. Suponemos las muchas complejidades en su elaboración, en medio de la difícil tarea de mantener la unión. Sobre lo expresado en el texto tenemos en la mayoría de los puntos una opinión coincidente y en algunos de ellos, señalamientos críticos.

Atendiendo al llamado que se ha hecho, los miembros de La Joven Cuba hacen los siguientes aportes al proceso de discusión y debate sobre el texto de la Conceptualización del Modelo Económico y Social Cubano de Desarrollo Socialista:

La Joven Cuba se siente representada en dicha Conceptualización en su párrafo 41 que dice: Existencia de una activa y diversa sociedad civil socialista, preparada y organizada en defensa de la Revolución. Así como en su párrafo 111: La información, la comunicación y el conocimiento constituyen bienes públicos y derechos ciudadanos que se ejercen responsablemente; preservando la soberanía tecnológica, con observancia de la legislación establecida en materia de defensa y seguridad nacionales.

Consideramos que aunque se trate de una conceptualización, en algunos casos se deben incluir elementos de referencia concreta que ayuden en su tránsito a la práctica. A menudo los documentos políticos, al tratar asuntos muy generales, se prestan a interpretaciones ambiguas. Existen referentes así en nuestra historia con Palabras a los Intelectuales o El Socialismo y el Hombre en Cuba. Los textos ambiguos caen fácilmente en manos de la subjetividad de aquellos encargados de aplicarlo, para protegernos de eso debemos buscar cierta especificidad.

Por su importancia debe ser incluida en esta Conceptualización, en su Capítulo 3 o en otro, la decisión de limitar a dos períodos de 5 años la permanencia de los cuadros en los principales cargos de dirección. En el caso de los cargos de Presidente y Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, consideramos que una vez electos por la Asamblea Nacional en cada período de 5 años, deben ser ratificados los mismos por referéndum popular, general y secreto. Así no solo mencionar que nuestro modelo de socialismo es democrático si no señalar desde ahora como puede serlo no solo de palabra sino también en la práctica.

En el punto 9 de la Introducción se menciona el proceso de construcción socialista para el cual es necesariouna certera conducción y la participación activa del pueblo. Deben presentarse los mecanismos a través de los cuales el pueblo realiza esa participación. Mencionarse para un empoderamiento real los distintos niveles del Poder Popular. Las decisiones gubernamentales no pueden ir en contra de la voluntad popular, para lo mismo se requiere de encuestas, órganos de orientación legal, mayor divulgación en materia de derechos y la práctica de referéndums y plebiscitos de forma vinculante cuando se requieran.

En el punto 34 de la Introducción se explica cómo la economía está en el centro de la atención, nos parece prudente alertar de que esta tendencia no puede derivar en una tecnocracia desideologizada con una visión meramente economicista. Uno de los mayores peligros de nuestro tiempo.

En el punto 39 de la Introducción se menciona como fortaleza la universalidad de la política social, pero es importante distinguir entre qué beneficios de la política social deben ser universales y cuáles deben ser sectoriales. Que este punto sea la base de dejar de subvencionar a quien no lo requiere para ayudar más a quienes si lo necesitan.

En el punto 41 de la Introducción se menciona una activa y diversa sociedad civil socialista, preparada y organizada en defensa de la Revolución. Proponemos sustituir este fragmento por “una activa sociedad civil socialista, dispuesta a la defensa de la Revolución”, para que en la redacción conste que tienen cabida aquellos proyectos que se han organizado por iniciativa propia para defenderla.

En el punto 59 de la Introducción se menciona el papel dirigente del Partido Comunista de Cuba como un principio que sustenta nuestro modelo. Sugerimos que la mención al Partido se traslade al inicio del Capítulo I antes de enumerar dichos principios porque el partido de vanguardia constituye una herramienta en la construcción política, no un principio en sí mismo.

Nos preocupa la posibilidad de que el punto 110 sobre la comunicación social como un recurso estratégico de dirección del Estado, en la práctica entre en contradicción con el punto 111 que menciona que la información, la comunicación y el conocimiento constituyen bienes públicos y derechos ciudadanos. Aun considerando que a todos los puntos se les concede la misma importancia, elementos diversos pueden privilegiar el 110 sobre el 111 manteniendo y fomentando la censura y otras lamentables situaciones en materia de comunicación que consideramos este texto aspira a corregir.

En el Capítulo 2 inciso a, referente a La propiedad socialista de todo el pueblo, el punto 124 dice: “Asume la forma de propiedad estatal, a partir de que el Estado actúa como representante del dueño, que es el pueblo”,sugerimos que se le agregue:por lo que funcionan bajo transparencia“. Es importante especificar que una empresa de carácter estatal tiene la obligación de ser transparente a diferencia de las privadas.

En el Capítulo 2 inciso d, referente a La propiedad privada, el punto 184 dice: Se aplican políticas y normativas teniendo en cuenta los límites, espacios de actuación, y alcances de las diferentes escalas. En este u otro párrafo se debe agregar: “Aquellas actividades que sean consideradas sensibles por su impacto social, como el transporte público, la venta de productos agrícolas u otros que se consideren, no funcionarán bajo oferta y demanda, sino bajo regulación del Estado

En el Capítulo 3 inciso c, La gestión del Estado, el punto 254 dice: Se fomenta la participación de los ciudadanos, la transparencia, el escrutinio público y la rendición de cuentas. Igualmente, la gestión integral y eficiente de los recursos humanos por todos los actores económicos y sociales. Consideramos que a esto se debe agregar: “La información referente a los Organismos de la Administración del Estado y sus integrantes son de dominio y divulgación públicas, con excepción de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y en el caso del Ministerio del Interior, lo relacionado con la Inteligencia y la Seguridad del Estado”.

En el Capítulo 4 sobre Política Social, el punto 274 menciona cómo los derechos económicos y sociales son materializados de modo cada vez más efectiva, de acuerdo con lo refrendado en la Constitución de la República. Consideramos importante que se constitucionalice la sociedad cubana en su conjunto y dentro de ella, las instituciones y su funcionamiento. Ello implicaría la redacción, discusión y aplicación de leyes complementarias a los artículos de la Constitución y la elaboración de los mecanismos que impliquen el amparo constitucional por parte de los ciudadanos. Sería fundamental la creación de una jurisdicción constitucional inexistente hoy, a cuya cabeza esté un Tribunal Constitucional en interés de proteger y garantizar la defensa de los derechos y la propia Constitución. Por último, consideramos esencial una alusión también a la protección de los derechos civiles y políticos, más conocidos como de primera generación.

En el Capítulo 4 sobre Política Social, el punto 293 menciona en relación a la migración interna que se incentiva la permanencia y retorno de las familias y jóvenes a las comunidades rurales, con énfasis en aquellas con potencialidades productivas. Consideramos que igualmente debe incluirse un párrafo 294 o inciso que atienda de manera similar la problemática de la migración internacional y la separación familiar de la siguiente forma: “se facilita el retorno de los ciudadanos emigrados y su reinserción en la vida social y económica del país”.

Esta Conceptualización, significa sobre todo no refugiarnos en el inmovilismo ni condicionarnos por factores externos. Es el diseño de nuestro legado y en él va el de nuestros antecesores. Que emane entonces de ella la dignidad plena del hombre.

Atentamente,

La Joven Cuba

Hispanista revivido.