América Jove, madre de Alaska y suegra de Mario Vaquerizo, una pareja de músicos españoles muy mediáticos por sus excentricidades, ha sacado a la luz el libro Memorias de América: de Cuba a Alaska que narra sus experiencias desde su salida de la Isla, su paso por México, Miami, Nueva York y su llegada a Madrid.

A propósito de la publicación del texto (Editorial Martínez Roca) conversa con Vanitatis de El Confidencial.

Jove, un espíritu libre en épocas difíciles para una mujer normal, confesó que en la Cuba de los años 40 esa independencia no le fue imposible porque entonces “era un país muy adelantado”.

Dejó atrás con 19 años “una sociedad muy clasista y muy cerrada” como la de Cienfuegos para abrirse paso y “disfrutar de la vida en La Habana”.

América Jove nació en la Isla, vivió en la provincia central, en la capital, luego en México, otra vez en Cuba, en España, en Estados Unidos, pero como confesó a su entrevistador nunca se ha sentido desubicada porque es “feliz en todas parte” y no siente “arraigo por las cosas”.

Jove afirmó a Vaniatis que fue seguidora de Fidel Castro, pero luego se dio cuenta “de lo horrible que fue la revolución”.

“Nos llevó a todos a la miseria. Íbamos a ser iguales y fuimos todos iguales de pordioseros. He visto casas sin puertas porque las utilizaban para escapar por el mar. Los cubanos han pasado mucho”, señaló.

La mujer, que siempre iba vestida de leopardo, con collares llamativos, pelo rojo, extraña a los ojos de muchos, tiene también qué opinar sobre el muro que quiere construir el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

“Te diré que el primer muro lo han puesto los mexicanos. Tú no tienes dinero y a los tres meses te echan. Conseguir la ciudadanía es imposible. Yo viví allí 17 años. Tuve un marido y una hija mexicana y nunca conseguí tener pasaporte”, dijo a su entrevistador.

“Adoro México, pero es un país muy proteccionista. Salen no porque no haya trabajo, sino porque los sueldos son mucho más bajos. ¿Por qué hay delincuencia? Porque hay dinero. ¿Qué le van a robar a un pobre?”, consideró.

Su hija Alaska y su yerno Mario Vaquerizo son muy célebres dentro del mundo gay.

De Alaska es el tema “A quién le importa“, un himno dentro de la comunidad LGBT.

La propia América Jove se siente cómoda en este mundo y, según aclaró al suplemento de El Confidencial, varias veces ha “formado parte de las carrozas del Día del Orgullo”.

“Todos son mis amigos y me encuentro muy bien. Nunca me he metido con nadie ni he ofendido, que es lo que pido para el resto de las personas”, precisó.

Deja un comentario