Mensaje para la nueva mayoría democrática en la Asamblea Nacional Venezolana

París, 16 de diciembre de 2015.

Quería Ofelia:

Te envío este interesante análisis que recibí ayer desde Caracas de nuestro amigo, el economista y abogado venezolano Rafael O. Marcano.

“Los venezolanos tenemos conciencia de la magna tarea que tiene ante sí la nueva mayoría democrática en la Asamblea Nacional. En tales circunstancias en las que hay que atender muchas necesidades, se hace harto difícil establecer un orden de prioridades. Sabemos que la Ley de Amnistía será la primera en ser discutida y, eventualmente, aprobada para que surta efectos a corto plazo a pesar de la negativa presidencial amargamente expresada por el Jefe de Estado en días recientes.

Después de ello, quien esto escribe no tiene todavía claro cuáles serían los próximos pasos. Se ha oído de una Ley para el BCV con lo cual estamos de acuerdo; sugerimos entonces que lo más pronto posible, nuestros 112 Diputados tengan a bien considerar el así llamado grupo de leyes del “Poder Popular” cuyo aporte al progreso social es nulo tal como quedó patentizado en la historia; es el caso de los soviets (“consejos de trabajadores” creados y organizados siguiendo los criterios del centralismo leninista, de allí le viene el nombre a nuestros “consejos comunales”), koljoses (unidades de economía colectiva), y CDR`s cubanos, que se ocupan de la vigilancia social, siendo su papel en la creación de prosperidad igual a cero.

La legislación in comento es también engañosa al pretender hacer creer a los ciudadanos que tienen poder político, cuando en realidad, lo que logra es abrir canales directos para facilitar al Poder Central inmiscuirse en la vida de los ciudadanos mediante la creación de instituciones que sirven como bases de operaciones a los apparatchiks (“patriotas cooperantes”) del régimen para el control político y vigilancia de los ciudadanos tal como ocurría en los soviets de Lenin y los CDR, replicados ahora en Venezuela con los Consejos Comunales y Comunas, entre otras.

Una de las más notorias leyes de este corpus es la Ley Orgánica del Poder Popular que “crea” fuera de la Constitución este nuevo Poder, a ser ejercido “… a través de sus diversas y disímiles formas de organización, que edifican el estado comunal”. (¡Estado comunista! sin eufemismos).

El resultado del 6D es de contundencia tal que dejó claro el mensaje de rechazo al comunismo y por tal razón, vincula plenamente a la nueva AN en el sentido de abortar a corto plazo y de manera definitiva, la marcha hacia el abismo estalinista”. Rafael O. Marcano A.

Un gran abrazo desde La Ciudad Luz,

Félix José Hernández.

Hispanista revivido.