La gran noche de la moda promete desenfreno. Locura, extravagancia y por supuesto, mucha moda. La Gala anual del Costume Institute en el Metropolitan Museum of Art, liderada por la inigualable Anna Wintour, es sin dudar el evento más importante de la industria. Una noche en la que los diseñadores dejan volar su imaginación y rebuscan entre lo más profundo de sus mentes – y sus libros- para crear diseños que rindan homenaje al dress code impuesto por la ‘reina del baile’, y que va acorde a la exposición que se inaugure en el museo.

Esta año el tributo se rindió a la potencia más grande de la historia, China. El nombre de la homenajeada era ‘China, through the looking glass’, exposición que podrá verse en el MET hasta agosto del 2016 en Nueva York, y que como otros años, no se salvó de ser prácticamente ignorada por los asistentes.

Como ya venimos hablando desde hace ya varias ediciones – y otras alfombras rojas- el dress code es algo que se queda implícito en la invitación. ‘Chinese White Tie’ , rezaba la frase dentro de las entradas este año – señalando la cultura oriental como punto de partida de los estilismos de las celebrities -, una a la que realmente contados asistentes hicieron caso. Esta edición se polarizó casi en su totalidad: las que siguieron las normas eran – en su mayoría- bastante aburridas, las que las ignoraron pocas salieron victoriosas, y el resto no arriesgó más allá de tocados y algunas carteras. Bastante soso, teniendo en cuenta que el encanto de este evento reside en apoderarse de una temática e interpretarla al gusto personal sin caer en lo ‘correcto’.

Otro de los puntos que resaltamos de la MET Ball este año es el hecho de que una sola asistente –Rihanna- recurrió a una creación de una diseñadora China, así como el hecho de que firmas como Topshop y H&M compartían el espectro con trajes de Alta Costura de Valentino, Chanel y Givenchy, y se posaban en las marquillas de vestidos como el de Sarah Jessica Parker, Vanessa Hudgens y Emily Ratajkowski.

Estos fueron nuestros looks preferidos de la noche.

¡GALERÍA!

Fan Bing Bing

 

Parece una tarea fácil ser una celebridad china y llevar un look memorable en la MET gala 2015, sin embargo no lo es. Entre las pocas que lograron la meta – rendir homenaje a la cultura oriental desde un filtro actual- estuvo la actriz Fan Bing Bing, quién lució un vestido dorado con capa de Christopher Bu.

Sarah Jessica Parker 

La idiosincrasia china llevada al terreno más chic. Con un diseño propio en compañía de H&M y un tocado de su compañero fiel, Philip Treacy, Sarah Jessica Parker lo volvió a hacer.

Diane Kuger

La actriz alemana, fiel a su firma de cabecera, Chanel, lució un look brillante de pantalón y top largo. Muy acorde con la temática, con aires modernos. Lo acompañó con unas flores en la cabeza y labios rojos, que le daban el toque final a su estilismo.

Deja un comentario