Esbirros, vividores, mercenarios, agentes de la CIA y terroristas, así son los opositores cubanos según el canciller cubano. Más adelante los tildó de agentes de la CIA, y emplazó al gobierno de los EE.UU. a decir si el presidente D. Trump estuvo en compañía de estas personas.

Esta actitud dañará la credibilidad de los EE.UU., Trump está mal asesorado, aseguró Rodríguez Parrilla en su declaración. Estas medidas no conseguirán sus objetivos, al contario, dañarán a los trabajadores por cuenta propia, predijo.

Respondiendo a las preguntas de la sala afirmó que no devolvería a los refugiados políticos que se encuentran en Cuba, aunque ya se devolvieron 12 fugitivos, los demás no lo serán es nuestro derecho como país soberano, indicó.

Sobre si está dispuesto a dialogar con los EE.UU, afirmó que por supuesto, seguirían las conversaciones sobre los asuntos pendientes. Nosotros no le pediremos a los EE.UU que detenga sus guerras injustas en el mundo ni que respete los derechos de sus minorías, esperamos que se comporte de la misma manera con nuestro país. Esta nueva situación afectará las conversaciones que se estaban llevando a cabo sobre las indemnizaciones, amenazó Rodríguez Parrilla.

Obama no hizo concesiones a Cuba, incluso intentó subvertir el orden constitucional de Cuba. D. Tump, viola los derechos de sus ciudadanos y el orden internacional. Pero la pregunta más interesante la hizo una periodista de PL, que se asombraba de la suavidad de posición cubana, frente a un interlocutor hostil.

Esperaremos las medidas anunciadas y sus modalidades de aplicación para ir respondiendo como lo entendamos, repuso sin responder directamente a la pregunta, por el contrario, hizo un repaso de lo que significaba el ‘criminal bloqueo contra Cuba’, al que vaticinó su próximo fin. Nosotros tendremos la paciencia necesaria para esperar ese momento.

Trump anunció el viernes un giro en el histórico acercamiento que lanzó su predecesor, Barack  Obama, que ordenó el restableciminto de las relaciones diplomáticas en 2015 tras décadas de hostilidad. “Con efecto inmediato, cancelo la política unilateral de la Administración anterior hacia Cuba”, proclamó.

Para Rodríguez, que ha hablado desde Viena, fue un “grotesco espectáculo salido de la Guerra Fría” por parte de Trump, al que ha acusado de rodearse de “terroristas” para anunciar una directiva que no podrá “torcer el rumbo soberano de Cuba”.

“¿Con qué podrían amenazarnos hoy que no hayan hecho ya antes?”, ha preguntado el ministro cubano, que ha apelado a “la ley nacional, el Derecho Internacional y la tradición latinoamericana” para advertir a Trump de que no recibirá a ninguno de los “fugitivos” que reclama.

En este sentido, ha argumentado que Estados Unidos “carece de base política y legal” para reclamar a una serie de ciudadanos a los que Cuba considera “luchadores por los derechos civiles”, informa la cadena TeleSur. “Estas personas no serán retornadas”, ha apostillado.

Entre los prófugos figura la conocida militante de las Panteras Negras Joanne Chesimard, condenada por el asesinato de un policía en 1973. Se fugó de la prisión donde estaba recluida en 1979 y se refugió en Cuba en 1984.

Rodríguez ha asegurado que las encuestas demuestran el apoyo social en Estados Unidos al fin del bloqueo impuesto en la década de los sesenta y reafirmado por Trump en su discurso del viernes. Según el presidente estadounidense, “la relajación de las restricciones ordenada por la Administración anterior no ha ayudado en nada al pueblo cubano, sino que solo ha servido para enriquecer al régimen” castrista.

Deja un comentario