Mirlos blancos

Buenos días Palmaris pardillos, pringaos e incluso mirlos blancos.

 

Se asombra Pablo Iglesias por el voto
de diez nazi-onanistas descarriados,
que han dado con sus votos alquilados
la mesa del Congreso al boquirroto.

Desde el primer Congreso, ya remoto
ya estaban al poder siempre arrimados,
con todos los cholletes bien pactados
y la caza vedada allá en su coto.

Y da ciencia política a los críos
en esa malhadada Complutense,
solar de cualesquiera desvaríos.

Un tipo que no da ni pa amanuense,
ni pa lucir normales atavíos,
ni pa sexar los pollos en Orense.

 

Salud y pronto para Ruth, Izaskun, Martín, Miguel, el suegro de Elena, la madre de Manuel y el gran Gandalf del Rif.

Nada de clima en Valencia.

Sit tibi dies levis.