El fin de semana prometía ser inolvidable, pero terminó en tragedia. La socialitéturca Mina Basaran viajaba con siete amigas en un avión privado que las transportaba a casa desde Dubái tras celebrar su despedida de soltera, pero la aeronave se precipitó por una cordillera de Irán antes de llegar a Estambul, donde residían la mayoría de las pasajeras. En total fallecieron 11 personas: las 8 amigas y tres miembros de la tripulación, un accidente que ha conmocionado a Turquía. Basaran era hija de un importante empresario, y sus amigas Burcu Gündogar, Sinem Akay, Ayse And, Zeynep Coskun y Burcu Urfali, Liana Kalmay Jasmin Bahur, mujeres reconocidas de la alta sociedad, la acompañaban para celebrar el fin de su soltería.

Según apunta Efe citando a fuentes del Ministerio de Exterior de España, entre las pasajeras había dos españolas que obtuvieron la nacionalidad por su origen sefardí. Liana Kalma (dueña de una conocida marca de ropa de baño) y Jasmin Bahur propietaria de una firma de joyas), habían obtenido la segunda nacionalidad tras acreditar su origen judeoespañol, en virtud de una ley de 2015 que permite a los descendientes de los judíos sefardíes reclamarla.

En el avión viajaban con otras seis amigas, la mayoría de ellas diseñadoras de moda y accesorios. Burcu Gundogar Urfali era la fundadora de una marca dedicada a producir ropa corporativa y también estaba en el grupo Zeynep Coskun, una arquitecta de 28 años que iba a contraer matrimonio este verano. Todas ellas compartieron en sus redes sociales fotos de los días especiales que pasaron en Dubái, entre lujo y fiesta.

El vicegobernador de la provincia de Chaharmahal y Bajtiarí, Yafar Mardani, confirmó a la agencia oficial IRNA que los servicios de rescate recuperaron la caja negra y los cuerpos de diez de las once tripulantes de la nave privada siniestrada

Deja un comentario