'Mujeres de sal entre dos orillas'

Historias comunes de canarios olvidados

  • Una investigación que tiene como objetivo visibilizar la situación de la mujer que quedó esperando en Canarias por el emigrante que nunca volvió, sufriendo las consecuencias de la emigración y buscando estrategias de supervivencias que marcaban duramente su condición de mujer de la época

Los isleños Lidia Iris Carballo Déniz, natural de Arucas, y Mario Ramírez Cabrera, natural de Santa Brígida, han iniciado en Gran Canaria el proyecto ‘Mujeres de sal entre dos orillas’. Esta iniciativa viene impulsada por la visita que ambos realizaron a la Asociación Canaria de Cuba en el año 2011 donde un emigrante aruquense les enseñó todo lo que había investigado con respecto a la familia de su abuelo. Esta experiencia sirvió como punto de partida de este proyecto de investigación sobre la emigración canaria a Cuba.

fiesta tabacoLa iniciativa fue presentada en el XVI Festival Canariguán-Fiesta del tabaco’ que se celebró recientemente en Cabaiguán y a la que fueron invitados ambos investigadores por el presidente de la Asociación Canaria de Cabaiguán, Mario Luis López Isla.

El proyecto ‘Mujeres de sal entre dos orillas’ recibió un premio destacado por la importante y necesaria investigación que conlleva el rescatar las voces de quienes no han retornado a su tierra y dar voz a la pregunta que quedó desde principios de siglo XIX hasta la fecha de hoy en día en el corazón de las Canarias y sus descendientes: ¿Qué pasó con el emigrante que nunca regresó?

Esta iniciativa tiene como objetivo visibilizar la situación de la mujer que quedó esperando en Canarias por el emigrante que nunca volvió, sufriendo las consecuencias de la emigración y buscando estrategias de supervivencias que marcaban duramente su condición de mujer de la época.

‘Mujeres de sal entre dos orillas’ ha sido reconocido y desarrollado en diferentes municipios de Cuba. El inicio de esta inquietud comienza en el municipio de Cabaiguán y continúa hasta La Habana, desarrollando gran parte de su labor con la Asociación Canaria de La Habana mediante diferentes actividades socioculturales y de investigación.

Los investigadores Lidia Iris Carballo y Mario Ramírez también fueron recibidos en la Asociación Canaria de Jovellanos por una gran cantidad de socios, así como por la presidenta del gobierno de Jovellanos. Un acto de bienvenida impregnado de música, gastronomía y coloquios, en la que los canario-cubanos pudieron acercar una vez más las dos orillas de cada lado del Atlántico. La labor de investigación en este municipio destacó por su gran eficiencia. En palabras de ellos mismos “en Jovellanos hicimos récord, 13 entrevistas en menos de 24 horas”.

El trabajo de investigación continuó por los municipios de Jagüey Grande y Matanzas, donde los investigadores fueron recibidos por el órgano de base de las dos asociaciones canarias y a través de los cuales continuaron rescatando historias.

El recorrido continuó siendo reconocido en la capital cubana donde presentaron su proyecto en el órgano de base del municipio Plaza de la Revolución, en su patio canario, siendo dicho encuentro una destacable herramienta para continuar su investigación y poder rescatar y transmitir de la manera más amena y participativa posible los conocimientos y sentimientos rescatados desde ambos lados del Atlántico. La falta de medios económicos para continuar y terminar el proyecto dificulta a los canarios el desarrollo del mismo, por lo que desde la Asociación Canaria de Cuba esperan que puedan conseguir la financiación necesaria para ello. Cualquier persona o instituciones que quiera colaborar con esta iniciativa puede escribir al correo electrónico mujeresdesal@gmail.com.

Hispanista revivido.