Lo hacen cada año a través del  Curso de Líderes Emprendedora(e)s de Cuba

Estos cursos tienen lugar durante los meses de marzo a julio en la región oriental de Cuba  y contribuyen a ayudar al sector agropecuario estatal a perfeccionar la producción de alimentos en el marco de ‘la actualización del modelo económico cubano’. Hasta la fecha han podido beneficiarse 1.383 personas y de ellas el 39%  son mujeres.

Mundukide apoya un programa a largo plazo de formación en gestión, organización y emprendizaje con el objetivo de extender la cultura emprendedora para promover la generación de nuevas actividades que respondan a las necesidades actuales del pueblo cubano y consiga un desarrollo económico local sostenible en Cuba.

La Fundación Mundukide nació en 1999 de la mano de personas pertenecientes a varias ONG del valle de Debagoiena que a su vez habían sido cooperativistas durante gran parte de sus vidas. Presentaron su idea a la dirección de Mondragon Corporación Cooperativa (MCC) y lograron su apoyo institucional.

Unax Zabala Arrizabalaga responsable del programa en Cuba nos cuenta que el Programa abarca las 5 provincias orientales, Holguín, Tunas, Santiago, Granma y Guantánamo, con el objetivo de contribuir al desarrollo de nuevas iniciativas económico-productivas en el marco del Programa de Reestructuración Azucarera y de las Políticas de Soberanía Alimentaria, para promover un desarrollo económico local sostenible en Cuba. La ONG vasca comenzó sus trabajos en la isla en el 2007 mediante un convenio de colaboración con el Gobierno Vasco dentro de la Estrategia de Cooperación Euskadi-Cuban y en colaboración con la Asociación Cubana de Producción Animal (ACPA) y el Centro Nacional de Capacitación Azucarera (CNCA).

Una extensión a las provicias occidentales prevista a partir de 2017

La primera fase, entre el 2017 y el 2018, tenemos el objetivo de iniciar y consolidar el Curso de Lideres Emprededora-es de Cuba (CLEC) en su versión occidental y crear un primer equipo de generación de nuevas actividades (EGNA) para la asistencia a las cooperativas, preparando la creación de un segundo. Pero la novedad estriba en que no sólo se ceñirá al ámbito agroalimentario sino que las tres provincias occidentales de Mayabeque, Artemisa y La Habana capacitarán emprendedores en los de servicios y industria.

El principal problema que aqueja este programa es la falta de motivación de las autoridades municipales. Así lo recogen claramente las recomendaciones de la Memoria 2015 donde se recoge la información de los programas de Mundukide y los datos económicos del año. “Se sugiere continuar con la estrategia de involucrar a los gobiernos municipales en el proyecto, desde la lógica de que son actores fundamentales en el desarrollo local. Existen municipios muy involucrados, mientras que otros no lo están tanto y de desconocen con exactitud las causas. El propio alumnado de las formaciones sugiere invitar a los responsables políticos de los municipios a participar en la formación pero no se ha podido determinar el interés de estos mismos por participar.”

Deja un comentario