A Raúl Castro, nada se le está yendo de las manos. Todo está en su lugar

 

 

Raúl Castro siempre ha sido un hombre de confianza del imperialismo yanqui y ellos lo han protegido y lo protegen.

Raúl Castro no tiene problemas con nada.

La Ley de Ajuste Cubano y todas las demás leyes se concibieron con precisión para que nunca le hicieran daño al gobierno de los Castro y su grupo y para mantenerlos en el poder.

Si en algo se distingue y se ha distinguido el gobierno de los Castro es en el fraude, en la mentira, la deception.

Los cubanos se creen cualquier cosa que se les diga, Los cubanos necesitan ser mentidos y ansían vivir en la mentira para complacer a sus amos. Los cubanos somos un pueblo inferior.

Todo este probable desbarajuste que aparentemente ocurre con los Castro es para poner el final biológico de ellos en su punto de caramelo para entretener a las masas.

El pacifismo y esos cantos enjundiosos al amor entre los seres humanos, y las pequeñas victorias que tanto ánimo le dan a los pacifistas son la fórmula ideal pensada por quienes dirigen este circo, para darle credibilidad al pacifismo y poder continuar el castrismo y el fraude para una Cuba post Castro.

Habrá castrismo; habrán y hay robos billonarios de créditos y fondos de dinero a la cara de todos con total impunidad.

El Presidente Obama se desprestigia dando apoyo a una vil pandilla de delincuentes comunes. pero no le importa, porque él solo cumple las órdenes que le dan sus manejadores.

Obama es un presidente manejado y dirigido.

Fidel y Raúl Castro, también han sido presidentes manejados y dirigidos por los mismos jefes de Obama.

Todo queda en familia.

Deja un comentario