El negocio del pasaporte español en Cuba

El documento serviría para introducir mercancías ilegales en la isla, según reportaje del The Miami Herald

“Viajo cada 15 días a Cuba. Me dedico a llevar medicinas, alimentos y dinero a cualquier parte de la isla”, dice un cubano que vive en Miami, a quien llamaremos Juan para proteger su identidad.

La misión de Juan es encontrar cubanos con pasaporte español o con residencia en Estados Unidos que mantengan “los derechos en Cuba”, es decir, con el estatus de residentes permanentes en la isla. Juan entrega $300 al viajero, que le cede a cambio su derecho —por ser residente en Cuba— a pagar en moneda nacional la entrada de 160 libras anuales de artículos. Juan tiene en Miami una agencia de envíos a Cuba.

“Todo el mundo gana con este negocio. La persona, porque va a Cuba a ver a sus familiares o, si vive en la isla, se gana una platica, y la agencia, porque ese es nuestro negocio, enviar cosas y dinero”, explica.

“En Cuba existen negocios que necesitan sacar el dinero del país. Para nadie es un secreto que la mayor parte de los productos que se compran en las paladares vienen del mercado negro. Si los dueños caen [en una operación de la policía] quieren tener una tierrita del otro lado, para quedarse con algo”, explica.

 

Lea el artículo en el TNH

Hispanista revivido.