¡Ni en pintura!

Buenos días Palmaris cabreados, enfadados e incluso disputados

 

Carmena nada quiere con Pablemos,
se espanta como gato frente al agua,
rechaza compartir la misma fragua
y alega independencia de los memos.

Pablemos le responde que Podemos
le ha puesto a la alcaldesa hasta la enagua,
los votos, el estanque, la piragua,
el gorro, el pirulí y hasta los remos.

Al Pablo no lo quieren ni en pintura,
le achacan la derrota electoral
por tanta vanidad y chaladura.

Y, viendo muy cercano su final,
se alivian expresando su amargura
y fingen que no ha sido con su aval.

 

Salud y pronto para Ruth, Izaskun, Martín, Miguel y para el gran Gandalf del Rif.

Nada de clima en Valencia.

Sit tibi dies levis.

Hispanista revivido.