Ni más ni menos, “Un debate por el futuro de Cuba”

Así titula el Granma un editorial publicado hoy y reproducido en todos los periódicos del país

 

  • Llama la atención que se solicite a consulta popular cuando el documento más importante, el Plan Nacional de De­sa­rrollo Económico y Social hasta 2030 aún no se ha terminado.

 

Segú el periódico oficial, se inicia hasta el 20 de septiembre “un debate democrático” para hablar de sendos documentos emanados del Pasado Congreso “la Concep­tua­li­za­ción del Modelo Económico y Social Cu­bano de De­sa­rrollo Socialista y el Plan Nacional de De­sa­rrollo Económico y Social hasta 2030: propuesta de visión de la nación, ejes y sectores estratégicos”.

Tras hacer incapié en el hecho de que no se trata de un nuevo invento, sino el resultado de un largo trabajo que implicó a toda la inteligencia insular, dirigida por el Partido Comunista, ahora le toca al pueblo manifestarse al respecto con el fin de “claramente definido de enriquecerlos y perfeccionarlos”.

Para acentuar el lado democrático del asunto, se han impreso 680 800 ejemplares de un ta­bloide de 32 páginas que contiene los documentos para su distribución a las organizaciones de base y colectivos donde se debatirán, y además se destinaron a la venta otros 200 000. Se pretende igualmente que participen en las discusiones los colabores en el exterior.

La Conceptualización da cumplimiento al Objetivo 65 aprobado por la Pri­me­­ra Conferencia Nacional del Partido “sintetiza en la Visión de la Na­ción (en otras palabras: el estado que se desea al­canzar), definida como soberana, independiente, socialista, democrática, próspera y sostenible”.

En lo que respecta al Plan de desarrollo hasta el 2030 habrá que esperar para conocer su contenido, pues dada su complejidad todavía no se ha concluído. Ambos documentos, ─el de la Concep­tua­li­zación­ y el Plan─ están estrechamente interrelacionados. Si el primero expresa la meta más ge­ne­ral que nos trazamos, sintetizada de manera precisa en la definición de la Visión de la Nación, el segundo constituye la estrategia para alcanzarla.

El documento llama a la juventud a participar en el debate ya que en él se está jugando “el futuro de la Patria”. Advierte que este proceso será seguido muy de cerca por los enemigos y por “, y los que sueñan con volver a una so­ciedad sujeta al deseo y las pretensiones yanquis”, pero que como de costumbre el pueblo vencerá.

Hispanista revivido.