Niza

¿Cómo es posible que esto haya ocurrido estando Francia bajo estado de alerta; y en el día de su Fiesta Nacional?

Vaya por delante mi solidaridad con las víctimas de la masacre y sus familiares.

Pero lo ocurrido anoche en Niza y en otros lugares obedece a clamorosos fallos de las fuerzas y cuerpos de seguridad europeos, que siguen sin controlar a los terroristas; y lo que es peor aún, la sociedad democrática sigue indefensa frente a los genocidas.

¿Cómo es posible que esto haya ocurrido estando Francia bajo estado de alerta; y en el día de su Fiesta Nacional?

Fórmulas contra el terrorismo se han empleado casi todas, la mayoría erróneas porque es imposible juntar civilización y barbarie.

Israel, estado democrático y pequeño, mantiene a raya a los terroristas árabes; con una sentencia clara: el daño que me hagas, te lo devolveré multiplicado por 100 o más.

¿A qué espera Europa para forjar una alianza sólida con Israel?

Solidaridad toda, ayuda toda; pero con quien respeta a Europa y a sus ciudadanos. Y para los que atacan y matan a nuestros hombres mujeres y niños, bombardeo masivo y letal.

La Europa actual no ha llevado la pobreza a esos países, sino sus propios dirigentes con sus malas prácticas y sus corruptelas; como ocurre también en África, por ejemplo. Las castas criollas son peores que las antiguas metrópolis.

Ningún europeo asesinado es responsable de que haya pobreza en sus países, que se rebelen y maten a sus gobernantes; incluida la casta wahabí en Arabia Saudita; pero que no machaquen a Occidente y a sus ciudadanos.

Como no van a dejar de hacerlo; ya sabemos qué hacer: matarlos a ellos con igual intensidad.

El resto, palabrería hueca, corrección política con los mayores enemigos de la política, quien mata en nombre de una doctrina o credo, es un totalitario enfermo de odio, sin cura posible.

Europa ama la vida; ellos no. Una diferencia esencial para entender lo que nos pasa.