No, el petróleo no se formó a partir de los restos de dinosaurios aplastados

“Lo que nos han enseñado en la escuela acerca del petróleo originado a partir de fósiles, es falso”

  • ¿Por qué la discusión sobre la hipótesis del origen abiótico se mantiene tan oculta como para que todo el mundo acepte la versión de los combustibles fósiles como si se tratase de un dogma indiscutible?
  • De ser cierta la teoría del origen inorgánico del petróleo, ¿qué implicaciones tendría en todos los terrenos: económico, político, geoestratégico, militar, industrial, social…?

La primera vez que tropezamos fortuitamente con este concepto –“petróleo abiótico”- fue durante el proceso de documentación sobre semillas transgénicas. Concretamente en una entrevista a William Engdahl.

“La teoría del origen orgánico de los hidrocarburos ha recibido tal aceptación en los Estados Unidos y gran parte de Europa que de hecho paralizó la investigación en la dirección opuesta. Pero tal cosa no sucedió en los países de la ex Unión Soviética”. Y no sólo se paralizó la investigación en Occidente, sino que muy contados ciudadanos han oído alguna vez hablar sobre esa teoría. El caso de los estudios de esta hipótesis en Rusia, probablemente “se debiera a que el respetado químico ruso Mendeleiev (1834-1907) definió el origen como inorgánico” –dice Reynaldo Sanz, ingeniero químico de la República Dominicana, que en el artículo del enlace presenta un interesante y elocuente cuadro con el número de yacimientos por país productor-.

La teoría del origen abisal no biótico (abiotico, abisal, endógeno, inorganico, mineral, primordial) del petróleo reconoce que el petróleo es un materia primigenio de origen profund que ha llegado a través de erupciones a la corteza de la Tierra.

En interior del manto, pueden existir moléculas de hidrocarburo, principalmente metano y carbón en estado elemental, dióxido de carbono y carbonatos. La hipótesis abiótica sugiere que una gran cantidad de hidrocarburos hallados en el petróleo pueden ser generados por procesos abiogénicos y estos hidrocarburos pueden emigrar fuera del manto a la corteza terrestre hasta escapar a la superficie o permanecer atrapados por estratos impermeables, formando yacimientos de petróleo.

“La moderna teoría ruso-ucraniana sobre el origen abiótico del petróleo es un extenso cuerpo de conocimientos científicos, que abarca temas de la química de la génesis de hidrocarburos que componen las moléculas naturales de petróleo, los procesos físicos que motivaron su concentración terrestre, la dinámica de los procesos de movimiento de ese material en los depósitos geológicos de petróleo, y de la ubicación y la producción económica de petróleo. La moderna teoría ruso-ucraniana del origen del petróleo abiótico de profundidad reconoce que el petróleo es un material primordial de origen profundo que ha erupcionado a la corteza de la Tierra. En resumen, y sin rodeos, el petróleo no es un “combustible fósil” y no tiene relación intrínseca con los dinosaurios muertos (o con cualquier otro detrito biológico) en los sedimentos (o en cualquier otro lugar)”

“Los hidrocarburos han existido desde los primeros tiempos del universo, y son parte del proceso de formación de los planetas. Sus componentes, hidrógeno y carbón, se originaron en el “caldo primordial” del que se formó la Tierra. Dice Gold que el metano y el petróleo de la Tierra son abiogénicos –no tienen un origen biológico.
Gold explica en el libro las últimas informaciones sobre la investigación espacial, muchas de las cuales él mismo descubrió o propuso, que confirman que los hidrocarburos están presentes en cuerpos celestes sin vida como lunas, asteroides, cometas y, por supuesto, en los gigantes gaseosos como Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno. De hecho, la coloración azulada de Urano es resultado del metano, uno de los llamados combustibles fósiles”.

Fuente: Unidos por Perón

Hispanista revivido.