Buenos días, Palmaris caldeados, socarrados e incluso ardientes

Salud y pronto para los enfermos, especialmente para Doña Patricia, a la que operan hoy.
Y buenaventura para los desventurados.

Muchas felicidades para Victoria Cardona, Victoria Guitart Estrada y para Nuria, la hija de Federico.

Seguro que no iremos a terceras,
tan sólo nos marean la perdiz:
el Sánchez asomando la cerviz
y el barbas sesteando en las esperas.

Se agitan las meninas cloaqueras,
la enana y la otra estricta institutriz,
reptando con maneras de lombriz,
royéndole a Mariano las culeras.

Después de las gallegas y las vascas
veremos despejarse el panorama
y habrá jodierno nuevo de una vez.

Si eso, mientras tanto, te la cascas,
te cuelgas a esperar de alguna rama
o fazes cualquier otra estupidez.

Nada de clima en Valencia.

Deja un comentario