Atentado en Niza.
Atentado en Niza. 14 de julio de 2016.

París, 15 de julio de 2016.

Querida Ofelia:

Ayer por la tarde fuimos como cada año al Campo de Marte para asistir al “Concierto del 14 de Julio”. Pasamos por el perímetro de seguridad, donde nos controlaron físicamente, a unas diez manzanas del gran parque, que se extiende desde La Torre Eiffel hasta La Escuela Militar. Toda la zona estaba cerrada al tráfico. Éramos más de 400 000 personas las que disfrutamos del espectacular  concierto  de música clásica y ópera, con la  Orquesta Sinfónica de Francia dirigida por el gran Daniele Gatti, el coro de Radio France, tenores y sopranos  que vinieron especialmente desde diferentes países.  El espectáculo comenzó a la 9 p.m. y terminó dos horas después con El Himno a la Alegría y La Marsellesa. A las 11 p.m. los fastuosos fuegos artificiales, fueron lanzados durante más de media hora desde la Tour Eiffel, el Sena, y la Colina del Trocadero.

Tomamos un taxi para regresar a casa pasada la medianoche. Nuestra sorpresa fue grande cuando nos enteramos de que un atentado terrorista había tenido lugar en Niza, causando numerosas muertes y heridos, pues el chófer tenía encendido el radio y escuchaba France Info. El chófer nos puso al corriente del drama que estaba ocurriendo desde las 10 y 30 p.m.

Al llegar a casa, encendimos inmediatamente el televisor y pudimos ver las terribles escenas de: caos, pánico, ambulancias, helicópteros, etc., que tenía lugar en el hermoso y elegante Paseo de los Ingleses de Niza. Este consiste en un paseo marítimo con una ancha acera a orillas de la playa, a la cual se baja por bellas escaleras de 2,5 metros de altura. El paseo recuerda a la Quinta Avenida de Miramar o a la calle Paseo de El Vedado, ambos habaneros.

Un camión de 15 metros de largo, que había sido alquilado unos días antes, fue lanzado por la ancha acera a 90 kilómetros por hora, contra la multitud que se reunía a lo largo del Paseo de los Ingleses, para contemplar los fuegos artificiales lanzados desde el mar como cada año el 14 de julio. En este día se celebran precisamente los valores universales de: Libertad, Igualdad y Fraternidad, divisa de Francia.

El chófer, que disparaba con una pistola al mismo tiempo que avanzaba sembrando la muerte, fue abatido por la policía. Causó la muerte de 84 personas y más de cien heridos, entre los cuales hay 18 en estado de gravedad. La policía informó que se trata de un francés -nacido en Niza- de origen tunecino de 31 años. No estaba fichado como posible terrorista ni por tener contactos con elementos extremistas, pero sí como pequeño delincuente y por violencias conyugales.

En el camión fueron encontradas una granada inoperativa y varias armas falsas. Se sabe que en el camión iba una solo una persona, pero no si ha contado con apoyo desde otros países.

La solidaridad fue inmediata: el lujoso Hotel Negresco, El Palacio del Mediterráneo, los porteros de los inmuebles y sus habitantes, un célebre casino, discotecas, restaurantes, bares, cafés, etc., abrieron sus puertas de par en par para que se refugiaran las miles de personas que trataban de escapar de la masacre a lo largo del Paseo de los Ingleses. Los numerosos taxis prestaron servicios gratuitos sobre todo a la gran cantidad de familias con niños que se encontraban en el paseo para disfrutar del esperado espectáculo anual.

Unas horas antes del atentado, durante una conferencia de prensa, Monsieur Hollande, presidente de la República, había declarado que el Estado de Excepción en vigor desde los atentados de noviembre, sería levantado el próximo día 26, después del Tour de France (ciclista). Sin embargo, después de conocer el atentado de Niza, M. Hollande anunció que el Estado de Excepción se prorrogará por tres meses. También declaró que la reserva operativa – compuesta por 50 000 personas, sobre todo exmilitares – sería movilizada para apoyar a los policías y gendarmes.

El presidente galo pidió “vigilancia absoluta” tras este nuevo ataque cuyo “carácter terrorista no puede negarse”. Mientras tanto, la Policía Nacional  francesa  anunció que   se reforzará la presencia militar en  las fronteras.

La Gran Mezquita de París expresó su “consternación”. Su rector, Dalil Boubakeur, condenó “enérgicamente este odio y este horrible atentado de masas”, y llamó en un comunicado a “la unidad de todos los ciudadanos en esta nueva terrible prueba que pone en duelo” al país.

También El Consejo Francés de Culto Musulmán condenó de madrugada el ataque “odioso y abyecto” ejecutado en plena Fiesta Nacional, “que celebra los valores de libertad, igualdad y fraternidad”.

Daesh acaba de publicar un comunicado en el que no asume la autoría de los atentados, pero «se alegra» de lo acontecido. Por tal motivo es probable que se trate de un «lobo solitario», admirador de Daesh.

Tengo la impresión de que esta guerra contra el terrorismo será muy larga y complicada, es internacional. Los terroristas han llevado a cabo recientemente sus actos abyectos en numerosos países. Es necesario recordar la reciente amenaza de los yihadistas a las playas de Francia, España e Italia.

Te envío un gran abrazo desde nuestra querida Francia, donde se acaba de decretar   tres días de Duelo Nacional.

Félix José Hernández.

Deja un comentario