Inicio Blog

¡Qué sigan!

0

Dice el histórico líder comunista Julio Anguita que hay que reconquistar al electorado de Vox… Julio Anguita es sin duda un animal político cuya cultura es superior a la “generación más preparada de la historia” (jajajaja), y alguna vez, hasta ha dicho alguna cosa interesante. Pero nada, Anguita, que los tuyos sigan queriendo prohibir la tauromaquia y la caza; que los tuyos sigan desde la ciudad haciéndole la guerra al campo; que los tuyos hablen de clase obrera a base de vivir del cuento como descarados burgueses; que los tuyos sigan defendiendo lo indefendible con el legado dejado en Venezuela y Ecuador (desde Cuba) y allá por donde han pasado cuales Atilas burocráticos… Que sigan así y ya verás por dónde va la reconquista…

Y Vox es lo de menos. Nadie es de Vox per se. La sorpresa electoral de Vox en Andalucía no es más que la expresión de una reacción primeriza e instintiva de un pueblo oprimido y humillado por una suerte de casta asquerosa de afrancesados del siglo XXI que hacen de la opresión de su propia gente el mayor rédito.

Por cierto, todavía estamos esperando que los dizque laicistas protesten porque Julio Anguita entregara en su época de alcalde la Torre de la Calahorra a una asociación religiosa. Musulmana, digo.

Eso, Anguita: Que sigan… O mejor dicho: Seguid…

Antonio Moreno Ruiz

P. Casado considera que el régimen de La Habana es una dictadura

0

“Mientras se estaba negociando el futuro de España usted capituló en Gibraltar porque estaba en Cuba agasajando a un dictador”. ¡En Cuba!, criticó Casado muy en forma esta mañana.

Así lo ha afirmado esta mañana en Congreso de los diputados mientras utilizaba su turno de réplica a la intervención del presidente del gobierno.

“Mientras se estaba negociando el futuro de España Usted capituló en Gibraltar porque estaba en Cuba agasajando a un dictador”. ¡En Cuba!, criticó Casado muy en forma esta mañana.

Casado se come vivo a Sánchez en el Congreso

El líder del PP, Pablo Casado fue durísimo, con el presidente del gobierno español esta mañana en el Congreso. Tras desmenuzar su precedente discurso donde Sánchez intentaba tranquilizar a todos los que deseaban una posición clara del gobierno, tras los disturbios de esta semana en Cataluña. Para Casado el presidente no ha anunciado “nada” para frenar el desafío separatista, y exigió la aplicación ya del artículo 155 de la Constitución. “Hay un golpe al Estado impune del que su Gobierno también es responsable por inacción”, se reafirmó el presidente del PP, como de costumbre muy inspirado y sin leer un solo papel ni consultar una sola nota.

«¿Qué más tiene que pasar para que haga algo? ¿Le parece poco que viertan estiércol en las sedes de los partidos constitucionalistas, que peguen a policías, que pinten esvásticas en casa de los jueces? ¿Qué más tiene que pasar? ¿Le parece poco que corten las autopistas?», ha espetado Casado al jefe del Ejecutivo, provocando los aplausos de su grupo parlamentario.

Refiriéndose al tema de Gibraltar, aseguró que el gobierno había mentido a los españoles presentando un acuerdo ventajoso para España, pero que en realidad era todo lo contrario. Recordó como como la premier británica fue aplaudida en su parlamento y las risas de los negociadores europeos, al conocerse en Bruselas la declaración solemne de Sánchez. Remachó que si no había conseguido nada era porque estaba en Cuba defendiendo a una dictadura.

Respuesta al camarada Triana y su ‘opinión’ sobre el Decreto 349, en Noticiero Cultural de este martes

0
El viceministro Fernando Rojas dijo que quienes se oponen al Decreto lo quieren presentar como "un acto de censura" (EFE/Archivo)

Si se es marxista uno debe de aceptar que el consumo cultural de una sociedad depende de las condiciones y formas en que los individuos que la constituyen obtienen lo necesario para vivir ellos y sus familias

José Gabriel Barrenechea.

Una sociedad en dónde las formas legales de obtener lo necesario para reproducir las condiciones de vida no permiten hacerlo -sobre todo porque casi nada es legal, en que necesariamente hay que entrar en el área turbia de lo ilegal para conseguir sobrevivir; una sociedad en que en general las condiciones de vida caen en la precariedad, en que no funciona a derechas ningún servicio básico, ya que buscar el agua potable, una tubería o los medicamentos es una tarea que no puede hacerse con facilidad y automatismo; una sociedad en que la fealdad y el abandono se han constituido en una estética, o en que la aglomeración y la promiscuidad es la tónica de las viviendas para nada dignas en que vivimos… una sociedad así no escuchará a Bach o leerá a María Zambrano. Tal sociedad seguirá el modelo de otras sociedades semejantes a nivel global y consumirá acorde con los guetos afroamericanos o latinos que hoy proliferan en EE.UU., y en que un sector de la población sin esperanzas de revertir su situación dentro del establishment crean una subcultura de resistencia a la modernidad europea: Reggaetón, telenovelas de prisiones o documentales de Capos.

Géneros primitivos, monótonos, nada sutiles, lo admito, pero como no presumo de tener la verdad en el bolsillo de mi pantalón, como si parece creer el camarada Triana, no puedo profetizar si a partir de esos géneros algún día, en un siglo o dos, estos bárbaros de hoy crearán una nueva alta cultura que sustituya a la Occidental como en su momento hicieron aquellos que reemplazaron a la greco-latina.


Lo que sí puedo afirmar es que la Cuba de hoy es un gran gueto, no esa sociedad ideal de los ochentas con la que dicen soñar ciertos intelectuales nuestros, quienes por cierto, tampoco escuchan a Bach o leen a María Zambrano.

No me gusta el reggaetón, concuerdo con el camarada Triana; he escrito en contra de ese ritmo monótono que me marea por su uniformidad, no por sus letras, que peores las tienen algunos sosos trovadores nuestros que se limitan a usar del método surrealista del bombo para que la suerte cree por ellos muchas de sus canciones; mas nunca se me ocurriría pedirle al Estado que venga a eliminarlo mediante una cacería de brujas… perdón, de Chacales, Perritos de las Praderas, Guaricandillas Dayanas, Hienas del Reparto Eléctrico…

Creo que lo que debemos hacer quienes no lo soportamos es simplemente intentar convencer con argumentos a la población, o mejor aún, exigir que se nos permita participar con nuestras ideas en el mejoramiento de nuestra sociedad, sin que el Estado venga a coartarnos ese ejercicio que es un derecho. Si se es consecuente es esto lo que debemos hacer los intelectuales, lo otro es convertirnos en policías, o en algo peor, en esos comparsas de los policías que les justifican y ríen todos los excesos.

Si se es consecuente, si no se es un cobarde… camarada Triana.
A ningún Ministerio, o mucho menos a la Unión Nacional de Escritores y Artistas Castristas, le toca imponer gustos por decreto, o sea, violar el derecho ajeno a la libertad, que incluye el derecho a equivocarse (no hay verdadera libertad si no tenemos derecho a equivocarnos).

Es labor de la policía, sí, evitar que las personas pongan la música a todo volumen en cualquier parte. Si la policía no lo hace es porque no le da la gana, o porque no quiere buscarse problemas, porque si algo hay en este país es policías… más de la cuenta entre secretos, de uniforme e informantes oficiosos.

Cierto, nadie tiene el derecho a obligarme a escuchar lo que no me gusta en la guagua, o en mi casa, pero ojo, si no me gusta lo que ponen en un cierta institución recreativa simplemente no asisto allí. Lo que sucede en Cuba es que hay tan pocos lugares recreativos, y se los ha concebido en ese espíritu uniformador tan típico del Estado -de cualquier Estado, pero además con esa crónica suspicacia a todo lugar de reunión tan único del Estado Castrista, que quienes no soportamos el reggaetón debemos necesariamente terminar en dónde él impera. Porque da la casualidad que estos lugares han prosperado nada menos que porque el Estado Castrista ha tendido siempre a tenerle menos suspicacia, mucho menos miedo, a mil bárbaros seguidores de este género que a tres lectores de María Zambrano.

En todo caso la culpa, camarada Triana, es de esa institución adocenadora y preocupada antes que nada por su propia estabilidad eterna, el Estado Castrista, que algunos, paradójicamente, ahora invocan para que les saque las castañas del fuego en el adocenamiento general del país. Nada menos que mediante decretos.

La campaña contra la banalidad, camarada, si vamos a ser consecuentes, debe de empezar por ustedes mismos, la intelectualidad castrista: Destiérrense esos actos político-culturales llenos de danzantes en botas que son un verdadero monumento a ella –en una de las últimas una chiquita estuvo a punto sacar de la tribuna a Machado Ventura de una patada; o esas canciones “patrióticas”, ridículas, en que un señor en una manera no muy viril contrastantemente le canta “a un ejército tan fuerte”; o impídase la publicación de ese 90% de banalidad letrada que publican nuestras editoriales, en ese idioma muy pobre verbalmente que pusiera de moda el señor Eusebio Tracatán; pero sobre todo, esos discursos triviales de los Alipios Alonsos, los camaradas Trianas, los Abeles Oscuros, o los señores Barniz… y luego exíjase a los reggeatoneros, o los artistas plásticos independientes que hagan lo mismo.

Y esos discursos son banales porque quienes nos los empujan no creen para nada en ellos y saben muy bien que la cuestión es de fondo, culpa de esta vida de marginales que llevamos, y que nada lograrán con los mismo… excepto los fines reales que se esconden detrás del Decreto 349; ese lobo disfrazado con piel de oveja que se nos quiere hacer tragar a los que realmente estimamos por sobre todo nuestra independencia creativa, y no los abundantes pagos de las instituciones gubernamentales: Establecer al Estado como el supremo validador estético de la obra de arte, o como el único autorizado para determinar si alguien es o no un creador.

Porque quienes desde el poder nos imponen el Decreto 349, con la cooperación de los Alipios y Trianas oficiosos, saben muy bien que a la larga no puede prohibírsele a las mayorías que escuchen reggaetón no solo en sus casas, sino en los lugares recreativos y en cualquier parte, porque las “autoridades” (me refiero aquí lo mismo a policías que a autoridades intelectuales, en “lucha contra lo banal”, que para el caso demuestran ser lo mismo) ni tan siquiera han sido capaces de evitar la contaminación sonora, tras años de campañas continuadas. Pero en cambio sí que aprendieron que se puede utilizar una ley, “anti banalidad”, para que el Estado establezca por escrito su papel de supremo jerarquizador de la obra de arte, y supremo avalador de los títulos de escritor, músico, artista plástico, intelectual…
Es esa la realidad, y por ello es que nos oponemos al Decreto 349, no por esos motivos oscuros que usted nos achaca.

La otra realidad es que en su caso, camarada Triana, lo que sucede es que tiene miedo a la competencia, y por ello está dispuesto a pactar con el Estado Castrista y sus policías, para que sean ellos quienes le aseguren que mañana no pierda una posición intelectual jerárquica que en consecuencia ya no ha definido la libre competencia entre los talentos, sino un Estado con el cual usted ha pactado todas las infamias por tal de que el mismo le quite de enfrente a todos sus posibles competidores.

Permítame que se lo diga por lo claro: Usted me da lástima.

Juan Fernández Trigo, el Breve, otro embajador fugaz

2

El paso de los embajadores de España en La Habana parece una conga, vienen haciendo ruido y se van sin haber cumplido nada de lo que prometieron a su llegada. El nuevo embajador parece más cauto y, por ejemplo, no se ha referido ni un solo instante a los expedientes de nacionalidad bloqueados.

Este asunto, es una de las principales quejas dirigidas por la comunidad a la que representa a las autoridades madrileñas, sin que hasta el día de hoy se hayan notado mejoras en el trámite. Hemos sacado cuentas hace poco, y hemos llegado al a conclusión de que las resoluciones han caído aun más, a pesar de que se han contratado algunas personas en el Consulado.

La semana pasada, en el marco de las celebraciones por los 40 años de la Constitución, el embajador convocó a todos los presidentes que representan la Federación de Sociedades Españolas en Cuba, una entidad inventada por el régimen para limitar la libertad de asociación -pactada por la dictadura con Felipe González en los 90-, de la comunidad española residente en la isla.

En su intervención “magistral”, según el corresponsal permanente de La Región Internacional en La Habana, Felipe Cid; Fernández Trigo ofreció un repaso de historia de España. ¿Aprovechó para decir algo sobre los expedientes bloqueados? ¿Se lamentó por la poca participación en las elecciones andaluzas, donde no hubo ni un alma que se desplazó hasta el consulado? ¿Sobre la devolución de las propiedades confiscadas? ¡Qué va, nada de eso! No faltaría más. Sin dudas no es el momento de molestar al Canelo y al sátrapa que dirige la finca cubana tras las bambalinas.

Aquí les dejamos una muestra de la magistral elocuencia del señor embajador:

‘España es un país que por ser provincia romana se cristianiza con mucha rapidez y posteriormente se produce un proceso de reforzamiento del cristianismo.’ Y sigue expresando: ‘Este es el texto constitucional que más tiempo ha estado vigente en España, y que más estabilidad política ha dado. Creo que el mérito no está en su duración sino en lo que considero haber abordado problemas esenciales de España que arrastraban desde hace doscientos o trescientos años’.

No deberíamos tener que recordar al Sr. embajador que su trabajo consiste en defender los intereses de España en Cuba. Los intereses económicos de las empresas sí; pero, sobre todo, y más que nada diríamos, de los interesados, o sea la gente común, de a pie, pues fue para ellos que se redactó la Constitución que tan “magistralmente” ha defendido en la puerta de su residencia. Y a la que tan poco caso se le hace en la isla.

En definitiva, son los españoles más modestos los que resultan más afectados por la ineficacia de la administración española en la isla. Para ellos, tampoco esta vez dedicó el breve embajador unas palabras de aliento. No olvide el Sr. Fernández Trigo que son ellos quienes pagan su salario cada mes.

Intensas jornadas de S. Vilà y E. Velázquez en Argentina

1

S. Vilà y E. Velázquez han viajado hasta Argentina para aclarar todas las dudas de la comunidad española sobre la Ley de Nietos

Los jóvenes políticos de En Comun Podem e Izquierda Unida (IU) realizan una visita de trabajo altamente simbólica por algunos países iberoamericanos. Hasta el momento se han reunido con los simpatizantes de sus respectivas formaciones políticas en Argentina y Uruguay. No obstante, también ha aprovechado para explicar con luego de detalle la Proposición de Ley en materia de Nacionalidad para los descendientes de españoles nacidos en el extranjero. Una iniciativa senatorial que ha impulsado la propia Sara Vilà, la que, en diferentes mensajes desde sus redes sociales, ha dicho sentirse “emocionada” y “agradecida” por el cariño que le brinda la comunidad española.

Particularmente impresionada por el amor que sienten por España los descendientes de españoles, y por el recuerdo que de su tierra natal conservan los más ancianos. Es el caso de la señora Concepción, una barcelonesa de 92 años, que lamenta no haber podido transmitir la nacionalidad a sus descendientes. En ese sentido Vilà recuerda que “No es normal denegarles su derecho y dársela a los amigos del gobierno por carta de naturaleza, como hizo el gobierno de Rajoy con la madre de Macri”.

A su regreso de Montevideo, les esperaba una Asamblea extraordinaria organizada por la formación de Izquierda Unida de Buenos Aires. Donde por supuesto se habló de la proposición de Ley de nacionalidad, así como de otros temas de interés, que interesan a la comunidad de españoles afincados en Argentina.

En un video al principio de su periplo, el Sr. Velázquez, aseguró, que todas las formaciones políticas tenían que estar representadas en Argentina, dada la cantidad de nacionales que allí residen. En el mismo documento, el portavoz de IU Exterior, aseguró que los descendientes debían ser tomados en cuenta en el nuevo proyecto de país que su formación imaginaba en el futuro de España. Bonitas palabras que el joven debería aplicar en el caso de Cuba, donde también reside una no menos importante comunidad, dejada entre las manos de una truculenta dictadura, sin que hasta la fecha nadie de su partido haya venido a visitarla.

Las Cajas de Ahorro de España triunfarían en América

1

Así como los bancos son el invento que más hambre, aún más que las guerras, le causan a la humanidad, las Cajas de Ahorros serían una solución inmediata y rápida para toda América, por disponer en su esencia de una solidaridad socializada, con un rendimientos preciosos y precisos; y por eso se las cargaron con saña, rabia y mucha mala leche los bancos, en complicidad con los politiquillos de turno, porque los banqueros no podía dormir tranquilos por las noches pensando en el poder familiar colectivo de las Cajas.


Las Cajas De Ahorros Populares, desde su fundación efectiva al final del siglo XIX, han sido los organismos financieros que más estabilidad y calidad de vida le han otorgado a España y a los españoles, que, en el fondo, nos encanta destrozar los jarrones, las obras de arte, cuanto más valiosas sean, mejor, y las Cajas eran nuestros incalculables jarrones de la China.


Un banco, todos los bancos, nacen fruto de la comunión de unas gentes egoístas para ganar dinero sin mirar si está bien o mal; pero, primando siempre, el ganar dinero a costa de lo que sea. Y no tienen ninguna partida de solidaridad en sus estatutos, aunque se gasten algo en publicitarse. Aunque bien es verdad que ya ni en eso gastan apenas dinero, porque sobran hijoseputa para cantar sus mentirosas virtudes.


Las Cajas de Ahorros, son, o fueron, empresas, fundaciones, sin ánimo personal de lucro, por lo que no reparten nunca dividendos, y todos y cada uno de sus impositores son los dueños de la fundación o del ente diferente siempre de la puta sociedad que son los bancos; Mientras que en los bancos lo primerico de todo es repartir las ganancias entre sus dueños.


De lo español no todo lo hecho ha sido generar montones de basura, y si ahora una vez más, fruto de la envidia más rastrera, el sistema español, la gente española en general está deseando ver el fracaso de los “Chalecos Amarillos” en Francia por la pérdida de identidad, por la inmensa pérdida cultural social en España que nos impediría hacer algo semejante a lo hermoso que está haciendo nuestra vecina Francia, prácticamente dos organismos españoles, Banco de España, y Ministerio de Economía, al frente de personas vivas y coleando todavía, verdaderos hombres peleles y de paja de grupos bancarios crueles y despiadados, nos dejaron indiferentes a todos los españoles; que, al final estamos resultando el pueblo que mejor sale a pastar, y si no hay yerba, nos vale con los piensos compuestos.


En cuanto en España las Cajas de Ahorros controlaron el cincuenta y uno por ciento del mercado financiero español, porque resultaban entidades más cercanas, efectivas, equitativas con las gentes que los bancos, el podrido sistema financiero bancario puso en marcha a toda su gentuza, y unos se encargaron de sacar a pastar al pueblo español al campo sin yerba, y el otro grupo, repartiendo migajas de puestos vitalicios de consejeros bancarios entre los inmorales políticos españoles, en un pis pas, la burrada más voluminosa de recursos económicos alcanzados nunca por un pueblo como el español, se lo comieron entre banqueros y políticos, en ese orden, ante los aplausos de los medios sociales trompeteros pendientes de la liga de futbol.


Semejante destrucción social económica, nos vino de fuera. Porque lo malo o muy malo, siempre suele venirle a España entre los ramos de flores que nos traen de regalo desde fuera, entre el cacareo de gallinas cluecas, agradeciéndolo, de los medios de comunicación subvencionados. Pero, caso de ahora mismo, el buen saber hacer del pueblo francés, que se ha cansado de partidos políticos y sindicatos, los ha apartado y ha salido a la calle a resolver las maldades que sus políticos le han gestado, semejante bien social nunca nos llegará a esta España sin líderes, amorfa, sin dirigentes, malversada por gente que se autodenominan políticos y nos roban cada año un promedio superior, uno por uno, a los cien mil euros anuales para no hacer nada, salvo gastar en gomina, tinte rubio, y ropas a la moda, y no saber qué hacer en sus inmensos aburrimientos patrios.


Los estatutos originales de las Cajas de Ahorro españolas están en Google, se pueden, perfectamente trasplantar para toda la América y darle futuro y estabilidad social y cultural; pero eso no entra en el ánimo y el manual de la OEA.


Salud y Felicidad. Juan Eladio Palmis.

PODEMOS en Buenos Aires, pero… ¿Para cuándo en La Habana?

4

La actual gira por algunos países del Cono Sur que realizan dos jóvenes políticos españoles de Izquierda Unida y PODEMOS, Eduardo Velázquez y Sara Vilà respectivamente, ponen de manifiesto una laguna que no ha sido capaz de llenar ningún partido institucional español por más de izquierdas que sea: el del abandono en que tienen a la comunidad española residente en Cuba.

Es como si Cuba no existiera en el mapa de los políticos españoles. En efecto, si a la isla viajan con frecuencia los secretarios de acción exterior que se ocupan de los asuntos de la emigración en las Comunidades Autónomas, principalmente los de Galicia, de Canarias y Castilla y León principalmente. Casi ningún joven político de esta generación, ha puesto los pies en La Habana de manera oficial para reunirse, como lo acaban de hacer Vilà y Velázquez en Argentina, con la comunidad española presente en la isla, que recordémoslo; es la tercera en número en Hispanoamérica, y está llamada a sobrepasar a la Argentina si llegase a aprobarse la reforma del Código Civil que propuso la formación de Vilà en el Senado en el mes de agosto.

De memoria y desde que existe este espacio, la única que ha viajado La Habana de manera oficial ha sido Rita Maestre, que se desplazó hasta la isla en julio del año pasado para formalizar un acuerdo para la rehabilitación integral e iluminación del Paseo del Prado cubano dentro del programa de cooperación de la Unión de Ciudades Capitales Iberoamericanas. No trascendió que se reuniera con ningún representante de la comunidad española, ni que enseñara las tetas en la Catedral.

Contrasta esta situación el interés que despierta la comunidad española que reside en Argentina, que ha sido visitada en los últimos meses por Pablo Iglesias, Alberto Rivera, por no citar a dos de los más conocidos. Es verdad que los españoles de Cuba no están organizados en antenas partidistas que los representen, como sí es el caso de Argentina, que cuenta con una poderosa (e influyente) plataforma de Partido Socialista. No son las únicas, también existen otras antenas del Partido Popular, de PODEMOS y de Izquierda Unida, con representación permanente.

Ejemplo de falta de respeto hacia los usuarios del Consulado de España en Cuba.

Y es que verdad sea dicha, ninguno de esos nuevos españoles se interesa en la política peninsular, puestos como tienen los ojos en Miami. Aun así, no deberían los estadistas peninsulares ignorarla por más tiempo. Para empezar, estos españoles del Caribe también votan, y sería un error político continuar dándoles de lado por más tiempo. En primer lugar, porque se trata de una generación de españoles formada con un alto nivel educativo y que España necesitará inmigrantes en el futuro. En segundo lugar, porque iniciarlos a la vida ciudadana, (aunque sólo sea para votar en las elecciones españolas ya que a nadie se le ha escapado que la isla es una dictadura) enviaría un mensaje muy útil al resto de los cubanos, que verían, por ejemplo, como una parte de su comunidad puede jugar un papel significativo dentro de una sociedad democrática como la española.

Por supuesto, que la iniciativa tendría que venir de la Comunidad española insular que tiene tantos asuntos pendientes por resolver, empezando por el tema de las propiedades confiscadas, el de la nacionalidad, el voto rogado o el de los desmanes que se cometen a diario en el Consulado de España en Cuba, que suele tratarlos como ciudadanos de segunda clase. Pero para ello deben sacudirse las cadenas que los oprimen, que no son las de la dictadura, sino la de sus propios “representantes” que no sirven para nada, excepto para aspirar las subvenciones que Madrid y las Comunidades Autónomas envían cada año.

Pero los españoles de Cuba no pueden saltarse solos todos los obstáculos. Necesitan un empujón para ponerse en marcha. Es inexplicable que los nuevos políticos continúen ignorándolos. El recién finalizado viaje de Pedro Sánchez a La Habana, concluyó con un protocolo de acuerdos entre los que se encontraba el de discutir sobre los asuntos de derechos humanos. Ese marco ya trazado, sería el espacio ideal para que los partidos institucionales exijan el respeto que se les debe a los españoles de Cuba imaginando, como ya es el caso en otros países del entorno, la apertura de antenas que puedan agruparlos para defender sus derechos como españoles que son.

Sara Vilà en Argentina: “Es el momento de poner fin a la injusticia con los nietos de españoles”

2

Tal y como estaba anunciado la senadora española Sara Vilá y el portavoz de Izquierda Unida Exterior, Eduardo Velázquez comenzaron los encuentros previstos con la comunidad española residente en Argentina y sus descendientes.

Ambos políticos se encuentran realizando una visita oficial al país, donde reside casi medio millón de ciudadanos españoles. La particularidad de la comunidad en aquel país es que, además de ser la más numerosa en toda Hispanoamérica, está fuertemente politizada. En efecto, habiéndose formado sobre todo después de la guerra civilde 1936, sus integrantes y descendientes simpatizan mayoritariamente con las formaciones de izquierda peninsulares, además de organizarse en formaciones partidistas que retoman los colores de sus homólogas españolas.

Sara Vilá Galán en Argentina, Centro Betanzo.

Recientemente, la antena del Partido Socialista Obrero Español de Buenos Aires, manifestó su descontento hacia las enmiendas que los socialistas españoles presentaron en la Comisión de Leyes de Congreso. Una iniciativa incomprensible que ha despertado un fuerte rechazo, materializado en los comunicados quehan publicado todos los Consejos de Residentes españoles (CREs) en todo elmundo (menos en Cuba, claro).

La senadora Vilá,que está al origen de la iniciativa, es una ferviente defensora de la ‘Propuesta de Ley de Nacionalidad para descendientes de españoles nacidos en el extranjero’, que se encuentra ahora mismo en trámite parlamentario en el Congreso de los Diputados. De la misma manera, Eduardo Velázquez defiende desde hace años el derecho de los descendientes de españoles a recuperar la nacionalidad de sus abuelos.

La senadora ha comunicado en las redes sociales sus primeras impresiones tras encontrarse con la comunidad y sus representantes. Ha llegado a considerarse “privilegiada”por la posibilidad de ir al encuentro de las hijas y nietos “de exiliados y emigrados por nuestra guerra civil, por el hambre y por la crisis económica”.

El pasado jueves,la senadora mantuvo encuentros oficiales en el Congreso Argentino con las diputadas Lucila Masin y Cristina Britez del Frente para la Victoria, Soledad Magno de la Campora. Ya por la tarde, acompañada por Eduardo Velázquez, hicieron una visita al Instituto “Patria Ariel Basteiro” donde ambos políticos madrileños, intercambiaron con responsable de política internacional del Instituto y supresidente Oscar Parrilli. Pero el plato fuerte del día, sin duda fue el encuentro con los españoles reunidos en el Centro Betanzo, que los esperaban para escuchar la presentación de la Proposición de Ley.

Vilá aseguró sentirse emocionada por “ponerle rostro a los afectados y afectadas por el exilio, escuchar los testimonios desgarrados de padres que vieron como unos hijos pudieron acceder a la nacionalidad y otros no. Nuestro país le debe mucho a su emigración porque ellos y ellas no se olvidaron jamás de su tierra y ayudaron a hacerla crecer, fue vergonzoso reconocer que nosotros sí nos olvidamos de ellos”, afirmó, reiterando que era el momento de poner fin a esa injusticia.

La visita llevará a ambos políticos hasta Uruguay, donde también les espera la comunidad de españoles, residente en Montevideo. La senadora ha prometido mantenernos al tanto. ¡Esperamosnoticias!

Mariela Castro, en Cuba como en España, ¡Venceremos!

0

El papel de ‘Marielita Castrón itinerante’, se lo ha asignado el Partido Comunista Cubano para lavar la cara del régimen dictatorial que su tío y padre han perpetuado por caso 60 años. El chollo, -que además de hacerla pasar por una niña buena, la permite recolectar un número considerable de subvenciones internacionales, que van a parar, como las remesas de Miami, sueldos del personal cooperante, y el resto del dinero que circula en Cuba, a las arcas de la ‘cosa nostra’ Biraní-, anda de capa caída desde que llegó la nueva administración norteamericana de D. Trump, bien decidida a dificultarle un poco la vida a los mangantes robolucionarios.

Es por eso, que Doña Mariela va a dar conferencias a países que por conveniencia, por ideología o simplemente, por mala hostia le hacen un poco de caso. El resto del mundo civilizado ya no se cree el cuento de una Castro con faldas modernizadora. Estamos esperando el momento en que de verdad se le impida circular con la libertad que lo hace por el mundo libre, cuando el resto de sus conciudadanos no puede hacerlo.

El caso es que, la señora Castro cuando se le da la oportunidad mete la pata, convencida como está, al igual que sus parientes de hacer el bien por ‘su pueblo’. Así pues, no duda en insultar a la prensa, fuera de su finca, tratando a un periodista de “moco pegao” o, como acaba de hacer, exigir que expulsen de una conferencia, que tenía acceso libre, programada en Valencia esta semana a un grupo de profesionales del portal digital Cibercuba.

Para Carlos Cabrera Pérez, un cubano naturalizado español, residente en España desde hace algunos años -y que ha incursionado con éxito en la enrevesada política Peninsular- el problema no se sitúa en la actitud de la hija de Raúl Castro, sino en el hecho incomprensible que la misma se produzca en un país libre sin que las autoridades encuentren algo que reprochar a la señora Castro Espín.

“El problema es cuando representantes de un Estado democrático como son el gobierno valenciano y el ayuntamiento de la capital autonómica prestan instalaciones públicas y toleran esos comportamientos totalitarios”, asegura Cabrera en sus redes sociales.

No es un secreto para nadie que desde hace años España se ha convertido en el patio trasero del régimen de La Habana. Aquí sus agentes secretos, y lo que no lo son tanto, trabajan en la sombra, y por las claras, a favor de una dictadura sanguinaria. Justificando todos sus excesos totalitarios en nombre de una real política que, por fortuna, parece haber enterrado el amigo americano, que no duda, cuando le da la gana, en encarcelar a cualquier dignatario extranjero que se atraviese en el camino de su seguridad nacional, como acaba de ocurrir hoy con la heredera del conglomerado chino Huawei. ¿Para cuando con los negreros españoles que comercian con La Habana?

Si ya es inadmisible que Mariela Castro venga a España y sea recibida por las autoridades españolas, como lo ha hecho el alcalde de Valencia, Joan Ribó, como si se tratase de una figura destacada y honorable, resulta intolerable que sus agentes maltraten a la prensa en un acto público, tal y como lo ha denunciado el portal CiberCuba, bloqueado por La Habana.

Luis Manuel Mazorra, uno de los periodistas implicados en el suceso describe escenas surrealistas como que “Uno de estos jóvenes que se comportaban como séquito férreo de la Castro comenzó a tomar fotos de mi cara, del videorreportero y del periodista de CiberCuba, de los tres. Yo le dije que eso no lo podía hacer. Ante su indiferencia decidí llamar a la policía”.

Los periodistas creyeron que los asistía su derecho, pero la policía hizo muy poco para defenderlos ante la turba agresiva: “Cuando llegó la policía, el jefe del equipo de seguridad, que se mantuvo en todo momento como jefe de operaciones, impartiendo órdenes y dictaminando quién o quiénes “enfrentaban” a los periodistas de CiberCuba, se enzarzó a su vez en una discusión con las autoridades. “Tuvieron que frenarlo, aseguran. Tuvieron que decirle que en las leyes del país ellos no podían expulsarnos a menos que tuvieran efectivo un derecho de admisión que no tenían, y que tampoco podían tomarnos esas fotos con intenciones intimidatorias”, pero no se lo llevaron preso, ni lo multaron por violar la ley.

Esto es España en 2018.

Más 1.400 cubanos se nacionalizaron como españoles durante 2017

0

El Instituto Nacional de Estadística (INE) de España hizo público un informe en el que se da a conocer que un total de mil 429 cubanos obtuvieron la nacionalidad de este país en la modalidad de residencia durante el año pasado, cuando las solicitudes de extranjeros cayeron más del 50 por ciento, con respecto a lo registrado en el 2016.

Siga leyendo en PC