NUESTRO MENSAJE: FRUSTRADOS PERO NO VENCIDOS

París, 17 de septiembre de 2015.

Querida Ofelia:

Te envío este interesante mensaje que me hizo llegar desde Miami nuestro admirado amigo Don Armando Fleites, el cual- como bien sabes-, ha dedicado su vida a luchar por la democracia y la Libertad de nuestra entrañable Cuba.

“Miami, 16 de septiembre de 2015.

El proceso político cubano es único complejo y sui-generis en la historia del Continente Americano.

Tras varios siglos de coloniaje español y pasando por tres guerras mambisas de independencia y una guerra hispano-americana que terminó con el Tratado de París, surgió la República de Cuba.

Desde el principio la nación padeció de democracias débiles, caudillismos, desestabilizaciones, insurrecciones, intervenciones militares y dependencia económica.

El presidente Gerardo Machado tras la prórroga de poderes instauró una dictadura que fue derrocada y más tarde una insurrección estudiantil-militar produjo un gobierno provisional de 100 días que bajo la inspiración de Antonio Guiteras y del Directorio Estudiantil de 1930 promulgó las más radicales, populares, revolucionarias y nacionalistas leyes de esa época.
Lamentablemente las ambiciones de poder del jefe militar Fulgencio Batista ocasionaron que el régimen revolucionario fuera depuesto por la fuerza surgiendo un gobierno autoritario cuartelero.

Por presión política y demanda de la oposición se efectuó en 1940 una Asamblea Constituyente.

Para avanzar hacia la democracia en 1944 surgió un gobierno auténtico que propició una era de libertad, derechos humanos, y cárceles vacías de prisioneros políticos, marchando hacia el desarrollo y la independencia económica y promulgando leyes complementarias a la Constitución en un marco de justicia social y realizando elecciones libres, transparentes y multi-partidistas.

La Habana se convirtió en el faro de la libertad de América donde recibieron refugio los perseguidos políticos de las dictaduras militares que en aquella época florecían en el Continente y en apoyo y ayuda a todos los pueblos de América que luchaban por la libertad.

Lamentablemente no existía una democracia perfecta pero no existía ninguna justificación política para que a menos de 80 días de unas elecciones generales se produjera un golpe militar que rompiera el ritmo constitucional y democrático de la nación.

El mismo 10 de marzo de 1952 los estudiantes a través de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU), respaldaron al gobierno democrático y a la Constitución de 1940 iniciando la lucha contra la dictadura militar
Junto a la FEU surgieron diferentes organizaciones revolucionarias y cívicas que combatieron al régimen ilegal y espurio como el MNR de Rafael García Bárcena, la Triple A de Aureliano Sánchez Arango, el 26 de Julio de Fidel Casto, el Directorio Revolucionario de José Antonio Echeverría, el Segundo Frente Nacional del Escambray de Eloy Gutiérrez Menoyo, y otras organizaciones.

La dictadura castrense se caracterizó por la violación de la libertad de prensa y de la mayoría de los derechos humanos, violando también la sagrada autonomía universitaria. Los cuerpos de jóvenes asesinados aparecían en las calles de Cuba, las torturas físicas y la represión se ejercían en toda la Isla, junto al robo endémico y la inmensa creciente y galopante corrupción pública generalizada.

Ante la negativa del régimen de aceptar soluciones políticas pacíficas para solucionar la gran crisis nacional Castro y las instituciones revolucionarias convocaron al pueblo a una insurrección para restaurar la Constitución de 1940, la democracia con libertad, con elecciones generales pluripartidistas en un plazo no mayor de 18 meses y emprender las reformas económicas agrarias y sociales que necesitaba la nación.

El 1ro. de enero de 1959 los revolucionarios democráticos cubanos, combatientes en el clandestinaje o en las montañas o sufriendo cárcel y exilio, con un rosario de compañeros caídos ante el altar de la patria tuvimos un baño de fe porque nuestros sueños y anhelos de una república martiana y nueva se realizarían en una realidad esplendorosa.

Sin embargo nuestras ilusiones y las de una juventud soñadora, romántica y rebelde fueron truncadas por el líder Fidel Castro que lejos de cumplir los postulados por los que luchamos, nos engañó, nos mintió y por tener ambiciones personales de poder absoluto entregó parte de nuestra soberanía a la Unión Soviética con la que había pactado anteriormente, instaurando una dictadura marxista leninista, estalinista y comunista por la cual no habíamos luchado nosotros ni nuestro pueblo y frustrando las ilusiones de los revolucionarios democráticos cubanos.

De una dictadura militar pasamos a una dictadura castro-comunista la más longeva del hemisferio.

La revolución de Castro junto a los comunistas que llegaron a última hora a la insurrección ha fracasado totalmente, ha destruido la república política económica y socialmente, no puede reformarse y el cambio total se impone. La única solución nacional es un régimen democrático con libertad y justicia social.

Por tanto con Martí , “sin patria pero sin amo”, e inspirados por José Antonio Echeverría y Frank País, los cubanos continuaremos luchando por construir la Cuba nueva y democrática de mañana”. Armando Fleites

El Comandante Dr. Armando Fleites, fue Secretario General de Relaciones Exteriores de la Federación Estudiantil Universitaria en La Habana y Secretario General del Segundo Frente Nacional del Escambray.

Un gran abrazo desde La Ciudad Luz,

Félix José Hernández.

Hispanista revivido.