“Estados Unidos no tiene ni la ca­pacidad ni la intención de imponer cambios en Cuba, los cambios de­penden del pueblo cubano. No va­mos a imponer nuestro sistema político y económico, porque conocemos que cada país, cada pueblo de­be forjar su propio destino”.

La noticia, como de costumbre la anuncia en su informado blog Along the malecón, el periodista estadounidense Tracey Eaton.

Solo tres días después de que Ba­rack Obama se marchase de Cuba, el De­partamento de Estado anunció un programa de orientación de prácticas comunitarias por $ 753 989 pa­ra “jóvenes líderes emergentes de la sociedad civil cubana”.

Según lo anunciado organizaciones sin ánimo de lucro e instituciones educativas están invitadas a presentar propuestas. La fecha límite es el 20 de mayo y se espera que los pri­meros premios deben darse a finales de julio o principios de agosto.

La Oficina de Asuntos del He­misferio Occidental del Departa­mento de Estado tiene previsto para gestionar el programa, destinado a la financiación de dos a cuatro me­ses de los programas de desarrollo profesional “que impulsarán el desarrollo de planes de acción para las actividades comunitarias no gu­ber­namentales en Cuba de los participantes.”

El anuncio dice:

“La sociedad civil cubana no está formada por organizaciones bien establecidas que normalmente se encontrarían en una sociedad con una fuerte tradición democrática. A través de la participación en el pro­grama, los participantes desarrollarán un conjunto de herramientas de liderazgo y habilidades para ad­ministrar y hacer crecer las organizaciones de la sociedad civil que apoyarán activamente los principios democráticos en Cuba”.

Deja un comentario