Nueva valla contra inmigrantes en Hungría

BUDAPEST.—El gobierno húngaro planifica el levantamiento de una segunda valla en la frontera sur para frenar el flujo migratorio, en medio de críticas a su política contra los refugiados, anunció este vier­nes el primer ministro Viktor Orban.

Orban justificó tal decisión con el argumento de que la migración irregular afecta la seguridad nacional húngara y de Europa en general dada una supuesta relación directa entre la misma y el terrorismo.

El primer ministro húngaro debatió ayer sobre el enfrentamiento a la crisis migratoria y de seguridad du­rante una reunión en Varsovia con sus homólogos del denominado Grupo de Visegrado, que incluye a su país, República Checa, Es­lo­vaquia y Polonia, donde participará la canciller alemana, Ángela Merkel.

La nueva barrera se edificará junto a otra ya existente para fortalecer la protección ante la posibilidad de que Turquía rompa su acuerdo migratorio con la Unión Europea (UE) vigente desde marzo último, lo cual provocaría la llegada de cientos de miles de inmigrantes y refugiados a este país, sostuvo Orban.

El gobernante húngaro reveló además que esta nación reforzará con otros 3 000 militares la presencia policial en la frontera con lo que se alcanzará la cifra de 47 000 efectivos, detalló Prensa Latina.

En el 2015 unos 400 000 migrantes y refugiados entraron a Hungría y en su mayoría continuaron su recorrido hacia Alemania, Austria, o Suecia, principalmente, pero el flujo se redujo a fines de ese año con el incremento de los controles fronterizos y la construcción de alambradas en sus límites con Ser­bia y Croacia.

Budapest se niega a aceptar cuotas de refugiados acordadas por la UE y en octubre se efectuará un referendo sobre ese tema, mientras el Gobierno realiza una campaña para que la ciudadanía vote contra esa decisión del órgano comunitario.a

Hispanista revivido.