Obama repasará los “avances” en el proceso de normalización y será “muy franco sobre las áreas en las que hay desacuerdo”, aseguró el asesor presidencial

Se espera que el discurso sea trasmitido por la televisión cubana

WASHINGTON, Estados Unidos.- El presidente de EE.UU., Barack Obama, dará un “importante discurso” en el Gran Teatro de La Habana el próximo martes durante su visita a Cuba, en el que hablará de la “complicada historia” entre los dos países y el futuro de su relación, informó hoy la Casa Blanca.

La Casa Blanca espera que el discurso se retransmita en directo por la televisión y radio cubanas y el Gobierno cubano no ha puesto hasta ahora “objeciones” a esa idea, señaló el asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, Ben Rhodes, en una conferencia de prensa telefónica.

Tanto en su visita a Cuba como en su viaje posterior a Argentina, Obama estará acompañado de su esposa, Michelle, sus hijas Malia y Sasha y su suegra, Marian Robinson, explicó Rhodes.

El mandatario llegará a Cuba el domingo por la tarde y visitará junto a su familia varios lugares de La Habana Vieja, entre ellos la catedral, donde les recibirá el arzobispo de la capital cubana, el cardenal Jaime Ortega, adelantó el funcionario.

Su agenda oficial comenzará el lunes con una visita al monumento a José Martí en La Habana, seguido de una reunión bilateral con el presidente cubano, Raúl Castro.

Los dos mandatarios se dirigirán a la prensa tras su encuentro, según Rhodes, que descartó definitivamente cualquier reunión de Obama con el expresidente cubano Fidel Castro al asegurar que ni el Gobierno estadounidense ni el de Cuba estaban interesados en ello.

En su reunión con Raúl Castro, Obama repasará los “avances” en el proceso de normalización y será “muy franco sobre las áreas en las que hay desacuerdo”, además de expresar su apoyo a un “aumento de los intercambios entre ambos pueblos y las oportunidades de comercio” bilateral, afirmó Rhodes.

A continuación, Obama se reunirá con varios empresarios cubanos y esa noche asistirá a una cena de Estado en el Palacio de la Revolución.

El martes tendrá lugar el discurso de Obama en el Gran Teatro de La Habana, al que asistirán unas mil personas, la mayoría invitadas por el Gobierno estadounidense, y entre las que habrá muchos cubanos “de todo tipo, entre ellos bastantes jóvenes”, según Rhodes.

“Este discurso será muy importante para el pueblo cubano”, pronosticó Rhodes.

Obama “hablará de la complicada historia entre los dos países” y dejará claro que Estados Unidos no va a promover un “cambio de régimen” en Cuba, sino que cree que el futuro del país “depende del pueblo cubano”, explicó su asesor.

También mencionará “la separación entre la comunidad cubanoestadounidense y los cubanos en la Isla” y su voluntad de ver una mayor “reconciliación” entre ambos lados, además de una mayor “conexión” de los cubanos con el resto del mundo.

Durante su visita, Obama “abordará directamente los temas relacionados con los derechos humanos” en Cuba, pero se alejará del “mensaje del pasado” en el que EE.UU. parecía querer “dictar la dirección política del país”, porque tiene “mucha confianza” en que los cubanos la decidan por sí solos, aseguró Rhodes.

Tras el discurso, Obama se reunirá con “miembros de la sociedad civil” cubana, entre ellos algunos “disidentes destacados”.

El funcionario no identificó a esos disidentes, pero dijo que serán “personas que han demostrado una gran valentía a la hora de luchar por sus derechos y por un mejor futuro para los cubanos”.

La visita de Obama a Cuba se cerrará en el estadio Latinoamericano de La Habana, donde asistirá al partido amistoso de béisbol entre Los Rays de Tampa (Florida) y el equipo nacional de Cuba.

Deja un comentario