El Departamento de Comercio de Estados Unidos otorga los permisos para el Habana Challenge, en el que participarán catamaranes de la clase Hobie Cat de 16 pies de eslora.

Un catamarán de la misma clase en la que se desarrollará la regata Habana Challenge. Foto: Iboats.
Un catamarán de la misma clase en la que se desarrollará la regata Habana Challenge. Foto: Iboats.

Enrique Aguado

El sueño de una regata de veleros entre Key West y La Habana se materializará el próximo día 16 de mayo cuando varias embarcaciones crucen las 90 millas del Estrecho de Florida en una carrera con más valor simbólico que competitivo.

El reto, que lleva el nombre de Habana Challenge, será el primero de este tipo en 50 años y es producto de la idea del capitán George Bellenger, uno de los organizadores. Las expectativas son que entre cinco y siete catamaranes de la clase Hobie Cat de 16 pies de eslora naveguen hasta Cuba en este desafío, acompañados por una pequeña flota de apoyo que complete las 20 embarcaciones totales.

Este capitán, que ya ha navegado hasta la isla en cinco ocasiones, organizó otra regata similar no autorizada en el año 2000, en la que dos embarcaciones estadounidenses se retaron con dos cubanas en La Habana. En 2001 volvió a organizar el evento, aunque en esa ocasión se tuvo que suspender por las condiciones del viento.

Para él “esos viajes improvisados e informales fueron la génesis de algo organizado”, y reconoce que no ha hecho más intentos de este tipo hasta que junto a otro organizador comenzó a coordinar la primera carrera oficial de este año.

Lejos de cualquier tipo de ilegalidad, en la presente regata todo cuenta con el visto bueno de las autoridades norteamericanas, ya que el Departamento de Comercio de EE.UU. está emitiendo las licencias necesarias para los  participantes. Según declaró el propio Bellenger a CBS Miami: “Este año estamos mano a mano trabajando con las agencias reguladoras, incluyendo la Guardia Costera”.

La salida de la Habana Challenge tendrá lugar a primera hora del sábado 16 de mayo en la marina de South Beach de Cayo Hueso (Key West), y si las condiciones de navegación son favorables, se espera que lleguen a La Habana Marina Hemingway al atardecer.

Días después, el 19 de mayo, tendrá lugar una competencia entre estadounidenses y cubanos que se desarrollará junto al Malecón de La Habana, en la que se espera participen regatistas olímpicos cubanos y miembros del equipo de vela nacional.

Previemante, está previsto que se celebre también en la Marina Hemingway un seminario el día 18, en el que tendrán lugar regatas amateurs para niños o un ágape ofrecido por marineros estadounidenses. El jueves, día 21, todos los veleros y embarcaciones de apoyo estarán de vuelta en Key West.

Deja un comentario