Otro fracaso de Marco Rubio

La ratificación de la señora Jacobson demuestra, si es que hacía falta una prueba más, que la influencia de los cubanos en el partido demócrata ya no es lo que era

 

  • El fin prematuro de las aspiraciones de Rubio y su retorno al Senado motivaron intensas negociaciones entre el Departamento de Estado y los senadores para finalmente levantar el bloqueo y confirmar el nombramiento de Jacobson

 

 El Senado estadounidense dejó atrás este jueves un bloqueo que se extendió por nueve meses y confirmó finalmente el nombramiento de la diplomática Roberta Jacobson como nueva embajadora de Estados Unidos en México. Jacobson, actual Subsecretaria de Estado para el Hemisferio Occidental, había sido designada por el presidente Barack Obama para esa representación diplomática en junio del año pasado, pero el nombramiento fue puesto de inmediato en un cajón por parte de los legisladores del opositor partido Republicano. En particular, el senador republicano Marco Rubio, de origen cubano, impulsó el bloqueo al nombramiento de Jacobson por el papel desempeñado por la diplomática en el delicado proceso de restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Washington y La Habana desde diciembre de 2014.
Como a fines del año pasado Rubio pasó a dedicarse de pleno a su campaña por la nominación republicana a las próximas elecciones presidenciales, el nombramiento de Jacobson fue olvidado en algún callejón de la burocracia del Congreso. El fin prematuro de las aspiraciones de Rubio y su retorno al Senado motivaron intensas negociaciones entre el Departamento de Estado y los senadores para finalmente levantar el bloqueo y confirmar el nombramiento de Jacobson.
En una nota oficial, el Secretario de Estado, John Kerry, expresó este jueves su satisfacción porque “el Senado finalmente confirmó a Roberta Jacobson” para representar al país en México. “Nueve meses después de su designación, me satisface decir que estamos enviando una de nuestras mejores diplomáticas para apoyar esta importante relación”, manifestó Kerry.
El jefe de la diplomacia estadounidense afirmó que “no hay nadie más calificado que Roberta para representar a Estados Unidos en México”, y añadió que confía en su capacidad para aportar experiencia “en ese puesto crítico”. El senador republicano Jeff Flake, uno de los más firmes defensores de la reaproximación con Cuba y de la actuación de la propia Jacobson, dijo a la prensa que la confirmación había llegado “tarde, pero estoy contento que el Senado haya confirmado a alguien tan capaz y tan capacitado”.

Hispanista revivido.