Locura institucional

Para evitar un fraude de 5000 votos se hace una ley que priva de sus derechos legítimos a dos millones de personas

La implantación del sistema de voto rogado nació para acabar con el llamado “voto de los muertos”, afirman, que suponía que cerca de 5.000 personas fallecidas recibieran las papeletas en el exterior para votar. Hoy, tras esta reforma, la participación exterior ha caído un 95 % a pesar de que el 79 % de los encuestados por Marea Granate en 2014 asegurara querer votar en las elecciones.

ingeniería electoral

Después de un año de investigación, Marea Granate publica un informe en el que desmonta uno a uno los argumentos que llevaron a instaurar el voto rogado y en el que documenta con datos cuantitativos y cualitativos que este sistema fue implantado para manejar los votos de los emigrantes a voluntad de los partidos en el poder, dejando en evidencia que en las próximas elecciones generales del 20 de diciembre los emigrantes volverán a ser abstencionistas forzosos. Para ello, el colectivo ha analizado los resultados de unaencuesta lanzada en octubre del año pasado y ha realizado una exhaustiva labor documental, apoyándose en una treintena de fuentes bibliográficas.

Hispanista revivido.