¿Para que sirve la Aduana de Cuba?

El pasado año la Aduana recibió 637 reclamaciones, relacionadas con la importación de artículos prohibidos, exceso del valor establecido, artículos de carácter comercial y otros; de las cuales fueron declaradas con lugar o con lugar en parte solo siete…

 

Sobre el trabajo de las dependencias de la Aduana General de la República (AGR) encargadas de la atención a las quejas, reclamaciones y planteamientos de la población; así como acerca de las acciones de enfrentamiento a las ilegalidades por parte de este organismo, debatieron este lunes los diputados miembros de la comisión de Defensa Nacional del Parlamento cubano.

Las acciones de fiscalización llevadas a cabo por los miembros evidenciaron los resultados alcanzados por la AGR a partir del establecimiento de un sistema de trabajo mediante el cual los ciudadanos tienen la posibilidad de formular sus planteamientos, tanto a nivel central como en las direcciones territoriales y las propias terminales aéreas. Ello ha permitido solucionar conflictos menores, pero fundamentalmente brindar mayor información.

En este sentido también se han incrementado las acciones de comunicación para dar a conocer las normas y regulaciones del organismo.

Durante el 2014 se conocieron y tramitaron 299 quejas, esencialmente por inconformidad con los procedimientos, supuestos maltratos y relacionadas con el control. En el estudio de los casos, según trascendió en el informe presentado a la comisión, salieron a relucir fenómenos como poca profesionalidad, vulnerabilidades en el sistema de despacho y errores e incumplimiento por parte de algunos inspectores.

Igualmente el pasado año la Aduana recibió 637 reclamaciones, relacionadas con la importación de artículos prohibidos, exceso del valor establecido, artículos de carácter comercial y otros; de las cuales fueron declaradas con lugar o con lugar en parte solo siete.

Los diputados reconocieron las acciones llevadas a cabo en el organismo para lograr una mejor organización y funcionamiento en general, así como para atender a las quejas y reclamaciones. En este aspecto coincidieron en que la clave hoy se encuentra en la preparación de los recursos humanos.

Precisamente por la importancia concedida a ese factor es que los miembros de la comisión se propusieron, en el futuro, concentrar su atención en la fiscalización al completamiento y estabilidad de la fuerza laboral.

El coronel Nelson Cordovés Reyes, vicejefe primero de la Aduana presentó a los parlamentarios un resumen de la actividad de ese organismo en el primer semestre del año, donde sobresalió el enfrentamiento al contrabando, la droga, con 46 casos detectados, y la garantía de la seguridad del país.

Asimismo se refirió a las prioridades de trabajo en los nuevos escenarios, entre las cuales contemplan la eliminación de las vulnerabilidades, el perfeccionamiento del control en materia de seguridad de la aviación y la integración, participación e intercambio con los órganos operativos y de justicia que integran el sistema de protección, descubrimiento y enfrentamiento en frontera.

Destacó de igual forma la necesidad del perfeccionamiento del control en las zonas marítimas, teniendo en cuenta el incremento que se espera en la actividad por esta vía (sea mediante cruceros, ferrys…); por lo que se deben preparar los recursos técnicos y humanos para ser ágiles sin descuidar la calidad de la labor.

Otro punto esencial es la preparación técnica, política e ideológica de quienes se trabajan en la AGR, además del fortalecimiento de la ética; lo que está muy ligado al enfrentamiento a la corrupción, el delito y las ilegalidades.

El diputado Pedro Miguel Pérez Betancourt, Jefe de la Aduana General de la República, hizo alusión a la forma en que se ha ido trabajando para consolidar los avances alcanzados y continuar en el camino de la solución de los problemas, que justamente muchas veces señala la población.

En relación con las quejas de los colaboradores, apuntó que es una prioridad resolver cualquier dificultad que pueda existir, pero hay cuestiones objetivas que inciden como las demoras en el procesamiento. En este sentido recordó que solo el menaje de hogar al que tienen derecho representa un gran incremento de la actividad de la AGR, pues hay miles de colaboradores fuera del país.

También comentó sobre la aplicación de medidas especiales para aquellos que, si bien no infringen lo establecido para cada importación, la habitualidad con que entran mercancías en sus reiterados viajes llama la atención de la Aduana, debido a que pueden ser señales de que se está lucrando con este modo de actuar.

Julio Estupiñán, diputado por el municipio de Mayarí, en Holguín, se refirió a que cuando los hombres se proponen solucionar los problemas, lo logran; y señaló que este ha sido el caso de la Aduana que, aun cuando no ha resuelto todas sus dificultades, muestra cambios positivos a anteriores análisis realizados por el Parlamento. Llamó además a actuar en consecuencia con cada caso, de modo que se brinde un servicio mejor, sin dejar de cumplir su misión principal: proteger al país de todo lo que pueda ser nocivo.

El general de brigada Jesús Becerra Morciego, vicepresidente de la comisión, enfatizó que ningún organismo puede resolver por sí solo los problemas, por lo que la integración de todos los que tienen que ver con un asunto es vital. Si cada quien soluciona la parte que le corresponde (los servicios de inmigración, las administraciones de los aeropuertos, las organizaciones en cada lugar), entonces sí se pueden transformar las dificultades.

Sugirió a los diputados de la comisión que durante el control y fiscalización presten espacial atención al diálogo con las personas, que escuchen sus opiniones, pues esta es la principal vía no solo para conocer qué anda mal, sino también para aprender y contribuir al cambio de las cuestiones negativas, especialmente las que están relacionadas con el maltrato y la poca profesionalidad.

Recordó que la actividad de la Aduana es parte de esa primera imagen que se ofrece a los visitantes sobre nuestro país y la Revolución, y por tanto se debe actuar en consecuencia.

 

Hispanista revivido.