Paradojas: los cubanos tenían más derechos con España en 1897 que hoy

El consulado de España en Puerto Rico acaba de comunicar en su página oficial sobre el aniversario 120 de la promulgación de la Carta Autonómica. Aprovechamos para añadir algunas reflexiones.

 

Un hecho sin precedentes en la historia reciente acaba de producirse. El consulado de España en Puerto Rico acaba de comunicar en su página oficial sobre el aniversdario 120 de la promulgación de la Carta Autonómica.

Como pocos no saben y muchos ignoran. La Carta, concedía a puertorriqueños y cubanos el régimen de autogobierno que venían pidiendo sus élites a Madrid desde principios de siglo. Convirtiendo a ambas islas en las primersa autonomías españolas. El resto de las comunidades con características propias que reclamaban un tratamiento equivalente, tuvo que esperar hasta finales del siglo pasado para ver aplicado un sistema similar en la Península.

Entre sus medidas políticas más importantes concedía a sus pobladores -todos sus pobladores, incluyendo a los ex esclavos- el derecho al voto. Ninguna de estas medidas se mantuvo en Cuba republicana donde no sólo las minorías fueron excluidas del sufragio, sino que se las intentó exterminar en 1912.

Llama la atención que este extraordinario comunicado se produzca en el momento en que la isla de Puerto Rico se encuentra en ruinas a causa del huracán María, mientras que lo mejor de su juventud la abandona para instalarse en los Estados Unidos falta de perspectivas viables de mejoría económica.

La crisis ha llegado para quedarse. El tema de Puerto Rico empieza a interesar seriamente a la prensa española, que ha dedicado sendos editoriales en el periódico español de referencia “El País”. Sin embargo ese mismo periódico no hizo eco a los movimientos reunificacionistas que han surgido en la isla estos últimos años, ni tampo prestó la menor atención al paso de uno de sus representantes el año pasado ante el Comité de Descolonización de las Naciones Unidas, reclamando la reunificación de la isla caribeña con la madre patria.

La soberanía de la isla está en manos del Congreso de los Estados Unidos; así es que este puede, si lo desea, retroceder la isla y todos sus habitantes a España, de la misma manera en que esta fue cedida por España en el año 1898, cuando perdió la guerra de Cuba y sus provincias ultramarinas. Es una manera justa de lavar la afrenta de aquella si “poco honrosa cesión de la isla”, como si bien lo afirma el texto oficial del Ministerio de Remaciones Exteriores y de Cooperación.

En todo caso, este texto no tiene precedentes. Tampoco la fecha se ha recordado de manera particular en la Penísula, donde todo loque tiene que ver con el año 1898, ha quedado sepulto en el olvido.

Hispanista revivido.