El ministro cubano de Exteriores, Bruno Rodríguez, viajará a Madrid el próximo día 17 de abril para entrevistarse con las autoridades españolas y tantear la voluntad del Gobierno de Mariano Rajoy de elevar el nivel de sus visitas a la isla.

La última vez que el régimen castrista recibió la visita de los Reyes de España y del presidente del Gobierno fue en 1999. Sin embargo, su presencia en la isla estaba justificada por la celebración en La Habana de una Cumbre Iberoamericana. Al entonces jefe del Ejecutivo, José María Aznar, se le permitió visitar a disidentes encarcelados.

Pero desde los tiempos de Felipe González en La Moncloa, ningún presidente del Gobierno español, ni tampoco los Reyes, han realizado una visita bilateral a la isla, una posibilidad que vuelve a estar sobre la mesa desde la normalización de relaciones con EEUU y la UE.

El anterior ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, visitó Cuba en dos ocasiones y en ninguna de ella pudo reunirse con representantes de la oposición cubana. Tampoco los dirigentes europeos que se han desplazado a la isla han mantenido encuentros públicos con la disidencia, como sí hizo el expresidente de EEUU Barack Obama en su histórica visita a la isla en marzo de 2016.

La periodista y activista cubana Yoani Sánchez ha pedido precisamente a los líderes internacionales que sigan el ejemplo de Obama y se reúnan de forma pública con la oposición al régimen castrista cada vez que visiten la isla.

“Esto de estarnos viendo a escondidas en las esquinas como si fuéramos amantes como hacen muchos diplomáticos y funcionarios europeos que visitan Cuba, que no quieren contactar directa ni públicamente con disidentes u opositores o la sociedad civil para no molestar al Gobierno, eso es ya profundamente irrespetuoso”, se quejó la famosa bloguera durante una visita a España en mayo pasado.

Durante su estancia en Madrid el canciller cubano se entrevistará con su colega español, Alfonso Dastis, y será también recibido por la presidenta del Congreso, Ana Pastor, han informado a Europa Press fuentes diplomáticas.

Tras las dos visitas del ministro García-Margallo a Cuba, la diplomacia española veía indispensable un desplazamiento de Rodríguez a España antes de seguir hablando de eventuales intercambios de visitas a un nivel más elevado. El Rey Juan Carlos regresó por segunda vez a Cuba en noviembre pasado, pero lo hizo representando a España en las exequias de Fidel Castro.

1 Comentario

  1. Espero que de lo primero que se hable es de la libertad de expresión en Cuba, de la eliminación por parte de la Dictadura Comunista del acoso a los disidentes y de que Cuba acabe de firmar el Convenio Iberoamericano de Seguridad Social, ya que desde que esto último se aprobó en una Cumbre Iberoamericana y Cuba estuvo de acuerdo con los términos del Convenio no han querido firmarlo INCUMPLIENDO como siempre acuerdos a los que se llegan en eventos internacionales; y ya venidos al caso NO ESTOY EN ABSOLUTO DE ACUERDO DE UNA VISITA DE UN PRESIDENTE ESPAÑOL A UN RÉGIMEN DICTADOR QUE TIENE AL PUEBLO SUMIDO EN UNA FALTA DE LIBERTADES, SOJUZGADO Y QUE ESTÁ CAYENDO EN PEDAZOS

Deja un comentario