Pedro Sánchez exige a Rajoy la eliminación del voto rogado en la próxima reforma electoral

SI QUIERE CAMBIAR ALGO, QUE SEA EL VOTO ROGADO

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha rechazado  la reforma electoral que plantea el PP para que gobierne la lista más votada y ha acusado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de hacer “un ejercicio de hipocresía” con esta propuesta, porque PP ha llegado varias veces al poder sin ganar en las urnas.

El líder de los socialistas ha aprovechado su intervención tras el Consejo de Política Federal que ha celebrado con sus ‘barones’ en Sevilla para responder a la decisión del jefe del Ejecutivo de llevar esta semana al Congreso una reforma electoral que, entre otras cosas, garantice que gobierne el partido más votada.

En opinión de Sánchez, Rajoy actúa así por “impotencia”, porque sabe que en las próximas elecciones generales los españoles darán “la confianza mayoritaria” al PSOE, y, por eso, no duda en caer en la “hipocresía en estado puro”, tachando de “antidemocrático” lo que ha hecho el PP en otras ocasiones.

“Si los acuerdos sirven para que el PP pueda gobernar, entra dentro de la normalidad; si es lo contrario, es un ejercicio antidemocrático. Rajoy tacha ahora de antidemocrático hacer los mismos acuerdos que llevaron a Barberá a gobernar Valencia o al PP la ciudad de Madrid, sin ser ellos la fuerza más votada entonces”, ha denunciado.

Sánchez ha rechazado así la propuesta del PP, para después defender que “lo que debe explicar” el jefe del Ejecutivo es “por qué situó como cabezas de lista a dos personas vinculadas a la trama Gurtel”. Por ello, le ha animado una vez más a Rajoy a comparecer en el Congreso para explicar este asunto. Al margen de esto, el líder del PSOE ha remachado que el PP “se vuelve a equivocar” en esta cuestión, porque “una ley electoral se tiene que hacer con el consenso amplio de las fuerzas políticas”.

SI QUIERE CAMBIAR ALGO, QUE SEA EL VOTO ROGADO

Además, ha apuntado que “si quiere modificar algún aspecto” de esta legislación, lo que tiene que hacer es reformar el voto rogado para facilitar la participación de más emigrantes en las elecciones generales de noviembre o “cuando quiera convocarlas el presidente”.

Sánchez ha vuelto a asegurar que le “da igual si convoca antes o después las elecciones generales” y lo mismo piensa de la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado para 2016, porque “el día de las elecciones, los españoles darán la confianza mayoritaria al PSOE y se la retirarán a Rajoy” y los socialistas plantearán unas cuentas “con inversión social y estabilidad presupuestaria”.

Hispanista revivido.