“Con todas las cautelas”, España está “más cerca” de un gobierno de cambio y “más lejos” de la repetición de las elecciones a través de un acuerdo con Podemos y Ciudadanos

Así se ha pronunciado Sánchez en una rueda de prensa en el Congreso después de reunirse por espacio de dos horas con el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, para explorar vías para un posible acuerdo de gobierno.

Iglesias, dispuesto a renunciar al Gobierno

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha anunciado este miércoles que está dispuesto a “ceder” y renunciar a entrar en un gobierno con el PSOE si esto desbloquea una coalición progresista entre el partido morado y el liderado por Pedro Sánchez. En cualquier caso defiende que la vicepresidencia sea para una persona de Podemos y que la composición del Ejecutivo sea bastante proporcional.

Así lo ha explicado Iglesias en una rueda de prensa tras reunirse durante cerca de dos horas con el líder del PSOE, un encuentro del que ha dicho salir “muy contento”, ya que se ha puesto encima de la mesa una “voluntad mutua para continuar el diálogo”.

De hecho, ha explicado que se “remanga la camisa” y, a partir de ahora, encabezará el equipo negociador con el PSOE, con el objetivo de empezar a hablar a partir de los programas electorales de ambos partidos, en los que cree que hay “muchos elementos que podrían servir para llegar a un acuerdo”.

Además, ha asegurado que está dispuesto a verse con el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, para pedirle que apoye “por activa o por pasiva” que contribuya a ese gobierno progresista que permita dejar atrás las políticas del PP.

Iglesias ha insistido en que su modelo es el gobierno por la vía “del 161”, como se refiere a la posible coalición del PSOE, Podemos, IU y Compromís, porque cree que es “mucho más segura, eficaz y mejor” que “la del 130”, que es la del acuerdo entre los socialistas y Ciudadanos.

Y ha explicado que “si para que haya un gobierno ‘a la valenciana’ su presencia en el Ejecutivo “es una dificultad” está “dispuesto a ceder y a no estar en ese gobierno”. Según ha dicho, Sánchez le ha traslado que su inclusión no sería bien recibida por su partido. “Si el obstáculo soy yo, no hay ningún problema”, ha remachado.

Deja un comentario