Puertorriqueños contra nazis

Todos hemos escuchado sobre el antisemitismo y el Holocausto de la Alemania nazi y Adolfo Hitler. Muy probablemente la historia más oscura de la humanidad en todos los tiempos. Sabemos de los puertorriqueños que pelearon en la Guerra Hispanoamericana allá por la Asomante y donde quiera que se disparó un cañonazo hasta la Filipinas. También un poco después, entrada la Guerra Civil Española, ya siendo Puerto Rico ocupado por los Estados Unidos, a España también fueron boricuas a pelear.

Siguió la Primera Guerra Mundial y allá también llegaron los puertorriqueños como de costumbre, porque si hay con quien pelear, allí llegarán los de la Isla del Encanto, y si no hay con quien pelear, pues pelearán entre ellos en su  isla. Entrada la Segunda Guerra Mundial, y es el tema que nos ocupa, más de 53,00 puertorriqueños fueron a pelear contra el Eje y el régimen de la Alemania nazi. Quizás este dato sea bastante conocido, lo que es desconocido por muchos hoy es  la  Operación Westindien (Operación Neuland para los alemanes) 15 de febrero de 1942 – finales de julio de 1944.

Los alemanes comenzaron una destrucción indiscriminada contra toda embarcación en aguas caribeñas. Hasta finales de 1942, el 36% de todos los hundimientos de buques comerciales del mundo se efectuaron en el Mar Caribe. De febrero a mayo de 1942 hundieron 348 buques, perdiéndose 2 submarinos entre abril y mayo. La escasez de alimentos y medicinas en Puerto Rico ocasionó una crisis humanitaria espantosa como preámbulo de la creación del ELA. El Caribe suponía un campo de batalla estratégico que, antes de que los Aliados del Nuevo Mundo entraron en guerra, ofrecía presas fáciles a los submarinos alemanes, que apodarán esta época como el segundo tiempo feliz.

Toda esta barbarie del Eje (Italia y Alemania), en la que participaron 96 submarinos alemanes y 6 italianos en 152 incursiones, en la zona de guerra caribeña, fueron hundidos en total cerca de 400 barcos comerciales y otros 56 fueron seriamente averiados, aparte que ni la Isla de Mona puertorriqueña se salvó de los ataques de Adolfo Hitler. Por todo lo anterior, entraron en guerra contra el Nazismo  Brasil con una fuerza expedicionaria formada por 30,000 hombres, que estuvieron destinados en el frente de Italia. Y salvando el honor de Hispanoamérica, México con el Escuadrón 201 conformada por 300 almas, mejor conocidos como las Águilas Aztecas, que fueron destinados a Filipinas en mayo de 1945 para combatir contra los japoneses, donde completaron un total de 50 misiones, en las cuales 5 pilotos perdieron la vida. Y los ya mencionados puertorriqueños superando por mucho hasta al gigante Brasil con sus 53,000 guerreros.

Del resto de Hispanoamérica aunque NO participaron directamente, todos con la única bochornosa excepción de Argentina que mantuvo una política opuesta al resto de sus países hermanos en favor de Italia y Alemania, mantuvieron una política a favor de los Aliados. Dando ejemplos como el de Perú que rompió relaciones diplomáticas con el eje, o Ecuador con una política idéntica a la de Perú donde el gobierno de Carlos Arroyo del Río cedió la isla Baltra en Galápagos a EE.UU. que se denominó a la base Beta; también instaló en Salinas una base aeronaval nombrada Gama.

Así pues, sirva este artículo principalmente para jovencitos hispanos que desconocen la historia de sus nacionalidades que nos hermanan entre nosotros, y se sienten seducidos por el Nazismo que usan de herramienta para expresar su rebeldía y frustración. Que sepan que la Segunda Guerra Mundial no sólo fue Inglaterra, EEUU., Alemania y la Unión Soviética. Sino que nosotros los  Hispanoamericanos peleamos también. Que no sólo los judíos sufrieron a causa del salvajismo de la Alemania nazi, que nosotros sufrimos hasta hambrunas por el Nazismo igualmente. Que muchas fueron las víctimas civiles e inocentes a bordo de barcos petroleros venezolanos. Que todos los países hispanos fuimos aliados en contra del Eje. Y que si hubo una excepción por renegar de nosotros y creerse italianos, les terminó costando las Malvinas más adelante.

Iniciador del Movimiento por la Autonomía Española en Puerto Rico.