Definitivo giro independentista del PPD

Si se quiere estar fuera de la cláusula territorial solo hay dos opciones, la estadidad o la independencia

Foro_estadista2_Jose_M_Saldana

 
Por José M. Saldaña

Con la designación de dedo de David Bernier a la candidatura a la gobernación por poderosos alcaldes independentistas del PPD, el partido que fundara Muñoz sigue la tradición de poner y quitar de dedo a los candidatos a los principales puestos electivos. A pesar de todas las reuniones en cuartos oscuros que celebraron recientemente para evitar las primarias, aparentemente habrá primarias para la comisaria residente. Ese partido que le huye a las primarias como el diablo a la cruz (en 77 años de existencia solo ha tenido primarias en tres ocasiones) debe descartar el apellido Democrático y sustituirlo por Dedocrático. De Democrático allí no hay nada.

La designación del reconocido independentista David Bernier como candidato a la gobernación y por ende a la presidencia del Partido Popular culmina lo que desde hace tiempo se sabía; que ese partido estaba en proceso de evolucionar hacia convertirse en uno independentista. Las menospreciadas plumitas liberales – que son independentistas pero se hacen llamar soberanistas- finalmente se han apoderado de ese partido. Desde hace tiempo sectores del independentismo, convencidos de que la independencia para la isla no la traería el PIP sino el PPD, optaron por invadir el Partido Popular. El PIP se vació en el PPD.

Los llamados soberanistas que no son otra cosa que independentistas, conscientes de que el pueblo mayoritariamente rechaza la independencia, para ocupar posiciones electivas y ascender dentro de las estructuras del PPD hasta eventualmente coparlo, han usado el eufemismo de soberanistas. Como señalara hace poco José Alfredo Hernández Mayoral refiriéndose al soberanismo de ellos: “lo son solo de manera retórica poética y no real…el de ellos es un soberanismo bohemio de bandera azul celeste y verde luz, producto de un discurso ambiguo y melifluo que se queda en lo que suena bonito sin entrar en lo concreto”.

El liderato tradicional actual del PPD ha reconocido esta realidad pero en su obsesión por ganar elecciones para detener el avance de la estadidad y aferrarse a la distribución del presupuesto entre los amigos del alma, no han tenido el valor de expulsar a estos independentistas del partido como lo hiciera Muñoz en la década del 50. Ahora los que creen en la unión permanente y la ciudadanía americana son hoy una minoría en la jerarquía del PPD.

Tan pronto Bernier fue designado se reveló favorecedor de una asamblea constituyente o de estatus para tratar de definir qué clase de ELA el PPD propondrá para Puerto Rico. Ahora los oiremos constantemente hablar de ELA soberano y de ELA fuera de la cláusula territorial. Todo con el propósito de engatusar a los populares y al pueblo puesto que el ELA Soberano no existe en la Constitución, en el derecho internacional ni en ninguna parte. El ELA fuera de la cláusula territorial tampoco. Son términos a los que les ponen ELA al frente para atraer a los incautos populares Muñocistas que ven ELA en una papeleta y allá van a votar por este sin conocer por lo que votan o sin saber las consecuencias de su voto.

Las relaciones entre los Estados Unidos y Puerto Rico caen bajo la jurisdicción absoluta de la Cláusula Territorial (Articulo IV Sección 3-2) de la Constitución de los Estados Unidos.
Tanto los informes de la Casa Blanca de Bush y de Obama como el Congreso y tan reciente como el pasado miércoles el Departamento de Justicia han señalado consistentemente que Puerto Rico es un territorio no incorporado (colonia) subordinado a los poderes plenarios del Congreso.

En su informe de marzo de 2011, la Casa Blanca de Obama advirtió que hay cuatro opciones para Puerto Rico: estadidad, independencia, libre asociación y el actual status territorial que comúnmente se llama el Estado Libre Asociado”. Señaló además que “Puerto Rico seguirá estando, como hoy, sujeto a la cláusula para territorios de la Constitución de Estados Unidos”. O sea que mientras exista el ELA este estará sujeto a los poderes plenarios del Congreso bajo la cláusula territorial.

Si se quiere estar fuera de la cláusula territorial solo hay dos opciones, la estadidad o la independencia esta última en cualquiera de sus dos modalidades: libre asociación o independencia sin asociación. Amigos populares tengan esto claro, pues cada vez que el actual liderato del PPD te hable de ELA soberano o de ELA fuera de la cláusula territorial te tratan de engañar porque de lo que en realidad te hablan es de la independencia. Con la independencia se va la ciudadanía americana y los beneficios que esta representa.

Deja un comentario