¿Quién dijo que en Cuba no había Mc Donalds?

El País TV detalla cómo es la vida de los últimos cubanos que quedan en la base tras el anuncio de EEUU de sacar a los prisioneros

Todo comenzó con la guerra de Independencia de España cuando EEUU ocupó este terreno de 120 kilómetros cuadrados. Al acabar la contienda Cuba alquiló a los estadounidenses la base militar por el simbólico precio de 4.000 dólares al mes. Aunque hace años que Fidel Castro no cobra los cheques este trozo de tierra al Sur de la Isla sigue significando un vínculo entre los dos países.

En Guantánamo, por ejemplo, se erige el único McDonal´s que hay toda Cuba. Los servicios de mantenimiento son llevados a cabo por trabajadores filipinos y alrededor de 32 cubanos residen todavía en esta base militar. Llegaron cuando la frontera entre ambos países todavía no estaba cerrada y desde 1964 viven atrapados en esta parte de la Isla incapaces de regresar a su país, pero sin llegar a dar el salto definitivo a EEUU. La reciente decisión de la administración Obama de reestablecer lazos diplomáticos con la Habana, y el anuncio de un posible cierre del penal podría cambiar la vida de estos ciudadanos atrapados entre lo que dejaron atrás y lo que nunca llegaron a ver.

 

Hispanista revivido.