El encuentro secreto tuvo lugar anoche durante un encuentro no oficial tras el paseo del presidente por el casco histórico de la ciudad

El embajador Jeffrey DeLaurentis, charge d’affairs de la Embajada de Estados Unidos también participó en el encuentro

El mandatario estadounidense viajó a Cuba acompañado por su esposa Michelle Obama y sus dos hijas, Malia y Sasha, así como miembros de su gabinete, senadores republicanos y demócratas, y personalidades de la sociedad civil, entre ellas familiares de Jackie Robinson, el primer jugador negro en las Grandes Ligas y quien jugó en Cuba. Fueron recibidos por Rodríguez y un séquito de importantes funcionarios diplomáticos a su arribo.

Bajo una lluvia impertinente y repentina que obligó al uso de paraguas, la escena más impensada de todas en la política internacional se dio ayer cuando Obama bajó del “Air Force One” junto a su familia y fue recibido por el ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, tras tocar tierra cerca de las 4:20 p.m. hora local en el Aeropuerto Internacional José Martí.

Encuentro no oficial

 paladar San Cristóbal
paladar San Cristóbal

Luego de recorrer paraguas en mano lugares históricos de La Habana de la mano del historiador de la ciudad Eusebio Leal, incluida la Catedral, donde tuvieron un encuentro con el Cardenal Jaime Ortega, los Obama fueron a cenar a la paladar “San Cristóbal, sita en San Rafael No 469, E/ Lealtad y Campanario, municipio Centro Habana.

Al parecer fue una recomendación de sus amigos los artistas Beyoncé y Jay Z, que estuvieron en esa paladar, durante su viaje a la isla en abril del 2013.

Allí fue saludado a su llegada por algunos vecinos sorprendidos. Numerosos curiosos poblaron luego las calles para ver a la familia presidencial estadounidense tras la llegada de la comitiva.

El encuentro con Maduro se habría producido después.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, estaba todavía anoche en Cuba donde también se reunió con Fidel Castro al término de su visita a Cuba el sábado.

Maduro, cuyo país mantiene estrechos lazos con el Gobierno cubano pero fuertes tensiones con la Casa Blanca, dijo a la televisión oficial venezolana que concluyó su visita a La Habana con un balance “extraordinario” en el avance de la cooperación bilateral.

“El siglo XXI no puede ser de los imperios sino del mundo multipolar, de la paz, del respeto, de la existencia de América Latina, el Caribe, Venezuela, Cuba”, señaló Maduro.

El presidente, que acusó esta semana a Washington de haber ordenado su derrocamiento, dijo además haber sostenido una interesante conversación con el líder revolucionario cubano, a quien aseguró haber encontrado “lleno de optimismo y de fuerza” y “totalmente informado de lo que ocurre en el planeta”.

Maduro señaló que las fotos de esa reunión seguramente se publicarán en las próximas horas.

Explicó que se trataron asuntos de interés para América Latina y el Caribe, asuntos referidos a la agricultura y, en especial, a los planes que están en marcha en Venezuela para estimular sectores de la economía, de modo de compensar la caída de los ingresos petroleros.

 

 

 

Deja un comentario