Rechazada la moción senatorial que instaba al gobierno a reformar el Código de Registro Civil

Con 10 votos a favor y 14 en contra fue rechazada la Moción por la que se instaba al Gobierno a la reforma de los artículos 17, 20 y 24 del Código Civil, a fin de contemplar el acceso a la nacionalidad española en determinados casos.

Esta mañana el Senado español votaba la Moción presentada por la senadora Domínguez de Posada para facilitar el acceso a la nacionalidad española con la modificación de los artículos 17, 20 y 24 del Código Civil.

Tras la exposición de motivos y la intervención de los diferentes grupos, la intervención de la portavoz del Partido Popular resultó tajante e inesperada: “El PP no apoyará la moción de Foro, porque considera que ya se ha avanzado lo suficiente en materia de nacionalidad.”

Domínguez de Posada, hizo una exposición de motivos muy completa que fue acogida con beneplácito por sus colegas senadores. Según la senadora, “los hombres y mujeres que salieron de una España en dificultades para labrar una vida mejor,  siempre tuvo presente la familia que dejaban atrás y a su tierra, España, a la que tanto ayudaron siempre que pudieron desde la diáspora. No me cabe la menor duda, de que ese amor por España que siempre profesó nuestra emigración, sigue latente en sus descendientes, parte de ellos, nunca pudieron volver a tener la nacionalidad que ius sanguinis les pertenece”.

Haciendo uso de la palabra los representantes de los diferentes grupos políticos (con excepción del Partido Popular) apoyaron la Moción de Foro Asturias, sin embargo el grupo del Partido popular, mayoritario en el Senado, la rechazó, razón por la cual no salió adelante.

La senadora no se esperaba el voto en contra del Partido Popular, cuyos responsables han indicado repetidamente, que sostenían las reivindicaciones de la emigración, e que incluso apoyarían la reforma.

Ahora sólo queda la inciativa parlamentaria del grupo confederal Unidos Podemos en el Congreso que nadie sabe cuando será presentada a debate.

El debate concluyó a las 12:52, en avance con respecto al horario previsto, es por eso que se procedió a la votación anticipada.

Jarro de agua fría

Como un jarro de agua fría ha caído en los colectivos que defienden el acceso a la nacionalidad para los casos excluidos, el rechazo del PP a la moción de Foro que pedía la modificación de los artículos 17, 20 y 24 del Código Civil.

La senadora Cristina Ayala Santamaría, portavoz del Partido Popular, ha argumentado en contra de la moción, aludiendo que otras normativas, entre ellas la de Memoria Histórica ya contemplaban el acceso a la nacionalidad.

Desde Unidos Podemos, que hace algunos meses presentaba una proposición de ley en el Congreso en esta misma materia, Sara Vida Galán, explicó que los hijos de los españoles están pidiendo la nacionalidad por el “vínculo emocional” y el “destierro sufrido es doloroso para miles de españoles emigrados”. “Hay que reparar el olvido por justicia y porque hay una clara discriminación de género”, agregó.

La senadora de Foro, Rosa Dominguez de Posada, defendía a última hora de la mañana de hoy en el Senado la moción sobre nacionalidad que presentaba el pasado 5 de junio. Lo hizo dentro de la Comisión de Justicia que se celebró a lo largo de esta mañana en la Cámara Alta.

Dominguez de Posada pidió en su intervención el reconocimiento de la nacionalidad de aquellos que a pesar de haber sido descendientes de españoles no han podido acceder a ella, como es el caso de los nietos de abuelas que no pudieron transmitirla hasta el año 1978 en el que se reconoció ese derecho a las mujeres, ya que antes de esa fecha sólo lo tenían los hombres.  También se referiió a los hijos mayores de edad de quienes obtuvieron la nacionalidad española de origen a través de la Ley de la Memoria Histórica, ya que en aquellas familias en las que había hijos mayores de edad, éstos quedaron excluidos, con lo que se dan hoy día situaciones incomprensibles en las que en una misma familia hay hijos que tienen nacionalidad española y otros que no.

La moción, que no ha prosperado, también contemplaba a los nietos de aquellos españoles de origen que se vieron obligados a adoptar la nacionalidad del país al que emigraron, y de los que quedaron excluidos al tener que renunciar  o simplemente perderla. Y por último estában aquellos nietos de emigrantes españoles que perdieron la nacionalidad por renunciar de forma expresa a ella o no ratificarla al llegar a la mayoría de edad.

La senadora, en su exposición, cargada de emotividad destacó que “los hombres y mujeres que salieron de una España en dificultades para labrar una vida mejor,  siempre tuvo presente la familia que dejaban atrás y a su tierra, España, a la que tanto ayudaron siempre que pudieron desde la diáspora. No me cabe la menor duda, de que ese amor por España que siempre profesó nuestra emigración, sigue latente en sus descendientes, parte de ellos, nunca pudieron volver a tener la nacionalidad que ius sanguinis les pertenece”.

Con info de LRI

Hispanista revivido.