Relaciones económicas Francia-Cuba: una apuesta al futuro

Las relaciones económicas entre Francia y Cuba son actualmente más bien modestas. La visita de François Hollande a la isla este domingo y lunes es una apuesta estratégica al futuro de la isla y la zona del Caribe.

Zona económica especial de Mariel, Cuba. Zona económica especial de Mariel, Cuba.

Francia es el décimo socio comercial de Cuba y un importante inversionista. En 2014, el intercambio comercial entre ambos países fue de 180 millones de euros, luego de 278,6 millones en 2013. La disminución se debe al descenso generalizado de las compras cubanas. En 2013, Cuba fue el octavo cliente de Francia en América Latina, antes de Perú, Ecuador y la República Dominicana.

Son cifras bastante modestas. No obstante, la importancia que Francia da a Cuba estratégicamente se refleja en tres visitas recientes. Laurent Fabius, ministro de RR. EE. francés, visitó Cuba en abril de 2014. Fleur Pellerin, secretaria de Estado encargada del Comercio Exterior, estuvo en la isla en mayo de 2014. Matthias Fekl, su sucesor en el cargo, lo hizo del 5 al 8 de marzo de este año, preparando la visita de Hollande.

Laurent Fabius en La Habana, abril de 2014. Laurent Fabius en La Habana, abril de 2014.

Exportaciones: sobre todo trigo

Francia exporta a Cuba actualmente sobre todo trigo. En 2013, por valor de 123 millones de euros, lo que representa casi la totalidad de los productos agrícolas franceses vendidos a la isla y la mitad del total de exportaciones. Además le vende productos industriales y material de transporte. La exportación de maquinaria industrial y agrícola aumentó un 18 por ciento de 2012 a 2013, si bien a bajo nivel (39 millones de euros en 2013). Las exportaciones de otros productos industriales pasaron de 33,7 a 37,9 millones.

De Cuba importa Francia mayormente productos de la industria agroalimentaria (60 por ciento, 44,4 millones de euros en 2012 y 33,2 millones en 2013) y productos refinados derivados del petróleo (17,8 millones en 2012 y 10,5 millones en 2013). Además le compra a la isla productos informáticos, electrónicos y ópticos. Cuba ocupa el 19º lugar (2013) entre los proveedores latinoamericanos de Francia.

Fábrica de ron en Cuba. Fábrica de ron en Cuba.

Las exportaciones francesas hacen el 88 por ciento del intercambio bilateral, lo que supone un gran saldo a favor de Francia en la balanza comercial. En 2014 se registró un superávit francés de 133 millones de euros (2013: 212 millones). Eso ha sido un problema, dadas las dificultades que los exportadores franceses tenían para financiar sus contratos. Desde noviembre de 2015, las exportaciones francesas a Cuba podrán ser aseguradas, sin embargo, a través de la Compagnie Française d’Assurance pour le Commerce Extérieur (COFACE), lo que facilitará notablemente el intercambio comercial.

Inversiones francesas: ron y petróleo

Las inversiones francesas más importantes, según datos oficiales franceses, son las del grupo Pernod Ricard (Ron Havana Club) y Total (Cuba-Petróleo, CUPET). Otros grupos presentes en la isla son Accor (turismo), Bouygues (construcción), Alcatel-Lucent (telecomunicaciones, el grupo tendió el cable de fibra óptica entre Venezuela y Cuba), Total y Alstom (energía) y Air France (transporte aéreo). No sorprende, por lo tanto, que Hollande viaje acompañado de directivos de varios de esos grupos.

Sede central de Alcatel-Lucent, París.

Unas sesenta empresas francesas desarrollan actividades en Cuba, ya sea a través de asociaciones con empresas cubanas, oficinas de representación o empresas de franceses residentes en la isla. Trece de ellas tienen la forma de asociaciones económicas internacionales y 20 son sucursales.

Cuba: puente entre Francia y el Caribe

UBIFRANCE, el servicio económico exterior de Francia, tiene una oficina en La Habana. Sus tareas son apoyar y valorizar la oferta y la presencia de las empresas francesas en Cuba. También analiza las relaciones de Cuba con su entorno regional, promueve las relaciones con los departamentos franceses en América (Guadalupe, Martinica y Guayana Francesa) y anima a coordinar las actividades de las empresas francesas presentes en Cuba.

Además, recientemente fue reabierto un enlace aéreo directo entre La Habana y Fort de France (Martinica). Misiones comerciales de la asociación empresarial MEDEF (Mouvement des entreprises de France) han tenido lugar ya en marzo de 2012 y octubre de 2013, y, en abril de este año, el embajador de Francia en Cuba se reunió con representantes de MEDEF en París. Las empresas francesas están presentes también regularmente en la anual Feria Internacional de La Habana.

Central para la apertura de Cuba a la economía mundial es el tema de la deuda externa. En 2013, Cuba negoció exitosamente con numerosos acreedores. Sus deudas con el Club de París, estimadas en 15.000 millones de dólares (5.000 millones corresponden a Francia) están incluidas dentro de la agenda de conversaciones con la Unión Europea. Todas las señales para una mayor apertura de la economía cubana están por lo tanto en verde.

Hispanista revivido.